martes, 20 de julio de 2021

Tarta de queso de la Viña

 

Esta tarta de queso es todo un clásico, mezcla de quesos y huevos que podemos dejar más o menos cremosa, como más nos guste.

A nosotros nos gusta bien cocida y así os la presento.

Esta receta la he hecho para el grupo de cocina Desafío en la cocina y sirve de comodín dulce para la temporada que empieza en Septiembre.

La receta la hice para el calendario de cocina Expert del año pasado.

Aquí os dejo los ingredientes y elaboración y más abajo un paso a paso con fotos.

INGREDIENTES Y ELABORACIÓN:













jueves, 20 de mayo de 2021

Tarta de frutas y crema pastelera.

 


Este mes estamos de fiesta en el grupo. Es el noveno aniversario y lo celebramos con un desafío dulce desde luego.

Una tarta fácil y super rica, con frutas frescas, una base de bizcocho, masa quebrada,...cualquier masa pero que fuese casera y una crema, la que más nos guste.

Estos eran los únicos tres requisitos, fáciles y riquísimos.


En mi caso una tarta muy básica pero riquísima.

Unas masa quebrada , esta masa la he pincelado con chocolate derretido, una crema pastelera y dándole color a la tarta las frutas frescas, fresas, cerezas y kiwis, con un toque de grosellas y unas hojas de hierbabuena.


Para la masa quebrada necesitamos:

  • 250 gramos de harina normal.
  • 50 gramos de harina de almendra.
  • 125 gramos de mantequilla fría.
  • Ralladura de una naranja.
  • 70 - 100 ml de agua, depende lo que admita según la harina.
  • 50 gramos de azúcar.
  • Una pizca de sal.


Pesamos los ingredientes y troceamos la mantequilla bien fría.


Lo amasamos todo junto en un bol, puede ser con las manos, primero se formará como una tierra granulada con los elementos secos y la mantequilla.
Luego añadimos el agua poco a poco y vemos cuanto admite, de 70 ml a 100 ml, dependiendo de la harina que empleemos.


Hacemos una bola y la cubrimos con papel film de dejamos reposar en la nevera mientras hacemos la crema pastelera.

Para la crema pastelera.
  • 500 ml de leche.
  • 60 gramos de azúcar.
  • Un sobre de azúcar avainillado, yo del Lidl.
  • Corteza de un limón o de naranja.
  • 40 gramos de maicena.
  • 2 huevos enteros.
  • Una pizca de sal.
En un cazo caliento la leche con la corteza de naranja


La dejo templar y la pongo en un recipiente sin la cáscara de naranja, le añado la maicena, el azúcar, el azúcar avainillado, los dos huevos y la pizca de sal.


Con la turmix de toda la vida lo trituro todo hasta que no queden grumos.
Podéis hacerlo a mano con unas varillas o con el robot que tengáis, yo lo he hecho con esto por no lavar más cacharros.


Lo pongo todo de nuevo en el cazo y lo remuevo a fuego medio hasta que espese.


La dejo templar en el mismo cazo o en un recipiente no montáis el mismo día la tarta tapado con papel film para que no haga costra.

Sacamos la masa quebrada de la nevera y la ponemos entre dos papeles de horno .

La estiramos muy finita y cubrimos con ella la base y las paredes del molde.



Quitamos el papel, recortamos pasando un rodillo por encima de los bordes para que se corte la masa y con lo sobrante arreglamos y ponemos donde falta, es como pastelina, 
Ponemos trocitos , alisamos con los dedos hasta que toda la pared quede uniforme y sin huecos.



Ponemos encima el papel de horno de nuevo y en mi caso con garbanzos que tengo para esto cubrimos la tarta para que al hornear y por el peso de los garbanzos no se hinche.
También hemos pinchado todo el fondo con un tenedor.

Horneamos a 180 grados hasta que esté doradita, podemos ir abriendo el horno y ver si está cocida.

Cada horno es un mundo.

Para darle la capa de chocolate: Optativo pero ayuda a que la crema no rebladezca la masa y queda riquísimo.


Con una pastilla de 200 gramos de chocolate para fundir, aunque con 100 gramos es suficiente para pincelar la masa, yo lo he puesto todo.

Derretimos el chocolate partido en porciones en el microondas, en tandas de un minuto primero y luego de 30 en 30 segundos, removiendo para que no se nos queme el chocolate y al removerlo derrita mejor.


Cubrimos el fondo de la tarta y las pareces con el chocolate, como si pusiésemos caramelo fundido en un molde.
Dejamos enfriar y es el momento de la crema pastelera.
Hacemos otra capa con ella, hasta donde prefiramos.


Con esta medida cubre bien la tarta.

Solo nos queda adornar con las frutas como más nos guste y refrigerar hasta el momento de comerla, pero mejor tenerla unas dos o tres horas antes de partirla.


Este es el corte de la tarta, con el chocolate está riquísimo.


Cualquier tarta con fruta fresca es una maravilla, no os parece?


Estas son las propuestas de mis compañeras, a cada cual más rica. Aquí.


martes, 20 de abril de 2021

Coca de verduras, coca de aceite.

 


Para el Desafío en la cocina de este mes nos han propuesto elaborar cocas saladas.

Desde luego no podían dar más en el clavo por lo que a mi se refiere, en casa nos encantan, son sencillas, se pueden hacer con las verduras, pescado que más nos gusten incluso sin nada de ello, como son las cocas de mollitas típicas de aquí o la de aceite y sal que desaparecen de la mesa nada más ponerlas en la mesa.

Son ideales para dar uso a lo que tengamos por la nevera ya que admite cualquier tipo de verdura, embutido, pescado como unos boquerones, sardinas o anchoas en salazón por ejemplo, como la que yo os muestro.

Son típicas de Alicante, donde vivo. Se preparan para  las fiestas de Semana Santa y para el día de la Romería De la Santa Faz o para cualquier día festivo. Hacemos tortillas, carne con tomate, las cocas, embutido etc... y a comer al campo a celebrar las fiestas. Para el postre siempre toña , grande o pequeñas, tan ricas.

En el blog del grupo encontrareis todas las nuestras propuestas, estas dos son las mías.

Con la misma masa he hecho varias,  de verduras y anchoas y otras de aceite y sal, también  una pequeña coca de pan .

INGREDIENTES: 

  • 550 gramos de harina de fuerza.
  • 325 ml de agua tibia. 
  • 12 gramos de levadura de panadero.
  • 10gramos de sal. 
  • 30 ml de aceite de oliva,
  • Una pizca de azúcar 

  ELABOARCIÓN:

Disolvemos la levadura en el agua templada.

En la máquina de amasar o en el bol donde queramos hacerlo ponemos la harina, la sal y el azúcar.

Añadimos los líquidos. el agua con la levadura disuelta y el aceite . Amasamos hasta que se forme una bola.

Dejo reposar cinco o diez minutos,  amaso otra vez  y dejo reposar unos diez minutos más.

Con estas cantidades salen unos 900 gramos de masa que  en este caso he separado en cinco partes más o menos iguales, no llegan a los 200 gramos.


Una vez hechas las bolas les doy forma con las manos, no con el rodillo y las pongo en la bandeja del horno con papel sulfurizado para que no se peguen a la bandeja.
Estiramos la masa con las manos, dejándolas lo más finas posibles o lo finas que las queramos .


También podemos hacer una coca con toda la masa que ocupe toda la bandeja, eso ya a nuestro gusto.


Dejamos que leve, más o menos una hora.
Con los dedos le hacemos unas hendiduras, suavemente.


A dos le he puesto pimientos y berenjenas al horno que he pelado y partido a tiras.
También un poco de tomate al horno.
No os quedéis escasos a la hora de poner cualquier verdura, conforme se hornean se van secando y menguan, si os quedáis cortas cuando esté hecha la masa parece que esté medio vacía, si no es esa vuestra intención, claro.
Rectificar de sal si fuese necesario por encima.



A las otras dos le he echado aceite por encima y sal, tiene que notarse saladita, pero no os paséis tampoco.
Las de aceite parece que tienen demasiado aceite pero luego lo absorbe la masa y queda crujiente 



Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que estén hechas, dependerá de lo finas que las dejéis, pero 25- 30 minutos, 

Cada horno es un mundo también.

Sacamos del horno y a las de verduras les he puesto unos filetes de anchoas saladas y en aceite por encima.

Pincelas también el resto de las cocas con ese aceite de las anchoas, le dará brillo y sabor.


La coca de pan pequeña,  si creéis que tenéis mucho pan cuando esté tibia la metéis en una bolsa de congelar y la congeláis, ya tenéis pan para otro día.



Como veis las de aceite están doradas y no se nota el aceite, pero si cuando se come, con ese sabor tan divino que le da junto con la sal.


Este es el corte de las cocas de aceite, esponjosas y crujientes.



Ricas , verdad?


Y estos algunos trocitos que quedaron de las de verdura, si me descuido no hay ni foto.


La masa esponjosa, os lo aseguro.
Si ponéis salazón en una coca siempre cuando se haya sacado del horno una vez hecha, así no se quemará.


Si no habéis probado nunca a hacer una coca no dejar de hacerlo, os sorprenderá lo ricas que están y lo fáciles que son de preparar.

Pinchas AQUÍ y veréis todas las propuestas de mis compañeras.



sábado, 20 de marzo de 2021

Flan de Santa Teresa , flan de huevo.

 


Este mes en Desafío en la cocina le dedicamos todos los desafíos a nuestra compañera Rocío Salan.

Tiene un blog,  CHISMES Y CACHARROS  con recetas sencillas, riquísimas y muy bien explicadas.

Rocío deja temporalmente el grupo, quiero pensar que es temporalmente y es por eso por lo que las otras administradoras del grupo nos propusieron hacerle este detalle que la verdad se lo merece al mil por mil.

Cada una podíamos escoger la receta que quisiéramos  de su blog, indistintamente de si era salada o dulce para este mes y la verdad que ha sido muy difícil escoger.

He hecho esta por falta de tiempo pero todas las que tiene de bacalao son increíbles, las tradicionales, las dulces...no sabes cual elegir.

En mi casa como en la de Rocío este postre  duró un abrir y cerrar de ojos

INGREDIENTES:

  • 5 huevos.
  • 25 gramos de pan rallado.
  • 750 ml de leche entera.
  • 1/2 cucharadita de canela molida . Yo lo he sustituido por dos sobres de azúcar avainillado.
  • 50 gramos de azúcar.
Caramelo líquido para el molde.

ELABORACIÓN:


Hacemos un caramelo o lo compramos hecho y lo ponemos en la base del molde y las paredes.



En un bol echamos todos los ingredientes, huevos, azúcar, azúcar avainillado, leche y el pan rallado.
Batimos con unas varillas o si preferimos con una batidora, la que sea vale, solo tiene que quedar todo bien mezclado.


Precalentamos el horno a 200 grados.
Ponemos un molde con dos o tres dedos de agua donde luego quepa el molde del flan para el baño María.

Echamos el contenido del bol en el molde caramelizado.



Tapamos con papel de aluminio el molde con el flan para que no entre agua durante la cocción.
Introducimos en el recipiente con agua y horneamos durante 45 minutos o hasta que veamos que al pincharlo con un palillo sale limpio.
El mío lo tuve 40 minutos, cada horno es un mundo.


Sacamos en cuanto veamos que el palillo sale limpio y dejamos enfriar fuera del horno y del baño María .

Metemos unas horas en la nevera, mejor unas ocho horas.


Mas fácil imposible, en nada tenemos un postre tradicional y riquísimo.

Estas son las recetas de mis compañeras, pincha en el logo del grupo para ver todas las recetas.



Un abrazo enorme Rocío, millones de besos.

Me encanta veros a ti, tu marido y tu hijo con las bicis por esos campos de Salamanca,