PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Ossobuco de ternera.


El ossobuco es un guiso originario de Milan, Osso buco que quiere decir hueso hueco.

Para esta receta usaremos el jarrete de ternera cortado con su hueso y sin quitar el tuétano que lleva dentro por supuesto.

De esta receta se han hecho muchas versiones, muchas preparadas como en mi caso con un poco de tomate, pero la verdadera no los lleva, es el auténtico Ossobuco a la milanese.

Para mi gusto le da junto con la cebolla jugosidad, haciendo que la carne se hablande y se cocine perfectamente.
Se aromatiza con el vino blanco, el resto de verduras y especias, acabando con un toque de limón rallado, perejil y si es vuestro gusto un poco de ajo picado.

También es importante en esta receta el grosor de los trozos de carne.
Lo ideal es que tengan entre 2-3 centímetros sin quitarle la telilla que lo recubre por los bordes. Esto hará que la carne no se deshaga y quede con su forma la mayoría de las veces.

La cocción es preferible hacerla a fuego lento, como todas las caseras y sobre todo las que llevan carne es primordial para que la carne quede tierna, lo cual no quiere decir que no podamos usar una olla express y acortar ese tiempo.
El tiempo en olla normal será entre hora y media a dos horas incluso un poco más.
En olla express  entre 30 a 45 minutos, dependiendo de la calidad de la carne.

Una característica de esta receta es el picado de perejil, limón rallado o muy finamente picado y ajo también picado llamado gremolata que le aporta aroma y sabor.



Si algún trozo no lleva esa telilla o no parecen muy compactas podemos atar con hilo de cocina la pieza de carne como veis en la foto, pero si no lo hacéis no pasa nada, no es algo imprescindible.


Vamos con la receta y con los ingredientes:

INGREDIENTES: Para cuatro personas.
  • 4 trozos de jarretes de ternera con su hueso.
  • 1 cebolla grande en juliana.
  • 2 zanahorias cortadas en rodajas.
  • 1 rama de apio no muy grande picada.
  • 2 tomates pelados y cortados en cubitos (opcional)
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas de harina normal.
  • 1 hoja de laurel
  • Ralladura de medio limón y un poco de la corteza del otro medio.
  • un poco de corteza de canela, cuidado, no queremos que solo sepa a canela.
  • 200 ml de vino blanco.
  • 200ml de caldo de carne o agua y una pastilla de caldo.(Mejor lo primero)
  • 40 ml de aceite de oliva
  • 50 gramos de mantequilla.
  • Sal y pimienta negra o un poco de molinillo de varias pimientas.
Gremolata:
  • Perejil picado.
  • Medio limón rallado o picada la piel muy pequeña.
  • Medio ajo muy picado.
ELABORACIÓN:

Echamos en una olla o sartén alta el aceite, la mantequilla, los dientes de ajo un poco partidos y la carne enharinada y salpimentada.
Sellamos por ambos lados, sacamos  y reservamos.


En la misma sartén doramos la cebolla, las zanahorias, el apio picado...


el laurel, un poco de corteza de canela en rama y unos trozos de piel de limón, sal y pimienta.



Una vez pochado añadimos el tomate pelado y cortado pequeño con un poco de azúcar para rebajar la acidez.


Una vez sofrito el tomate añadimos la carne reservada



Añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore un poco y que la carne se impregne de su aroma y poco después el caldo hasta cubrir la carne con un poco de perejil picado.


















Tapamos la olla y dejamos cocer a fuego lento durante hora y media a dos horas mirando y moviendo un poco la olla de vez en cuando para que no se pegue la carne a la olla.

Como acompañamiento un arroz blanco, setas, patatas, pasta o si os gusta un risotto a la milanesa.

Servimos espolvoreando por encima un poco de la gremolata.





jueves, 9 de noviembre de 2017

Cordero al horno con sobrasada y miel.



Esta es una receta para hacerla un fin de semana o para las fiestas que tendremos dentro de poco.
No porque sea complicada, sino por poder disfrutarla sin prisas, con buena compañía  y  comerla saboreando  un buen vino.
Esta es una de las recetas con la que he colaborado otro año más en el calendario de cocina Expert 2017.
Pertenece al mes de Diciembre.
Fotografía de David Santacruz Fontecha, como siempre increíble.

Una receta típica de las Islas Baleares.
Uno de los ingredientes principales es la sobrasada, no escatimar en su calidad, poned una buena, tampoco es tan cara.
La suelo comprar en las carnicerías del barrio, tienen un género  excelente y mucho más económico que las compradas en las grandes superficies al igual que las carnes.

Siento no poner fotos del paso a paso pero para esta ocasión me resultó imposible.
De todas maneras es tan sencillo que no os va a hacer falta.


Estos son los INGREDIENTES: (4 personas)
  • Una pierna de cordero en trozos.
  • 3-4 patatas pequeñas por persona.
  • Unas ramitas de romero y tomillo.
  • Un diente de ajo.
  • 100 gramos de sobrasada de calidad.
  • 4-5 cucharadas soperas de miel.
  • 2 cucharadas de café de vinagre balsámico.
  • Un vaso de vino blanco seco.
  • Tomates cherry.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta molida.

ELABORACIÓN:

  1. En un bol mezclamos la miel, la sobrasada y el vinagre balsámico.
  2. Lo calentamos unos minutos en el microondas o en un cazo y mezclamos.
  3. Añadimos el aceite, el romero, el tomillo y el ajo un poco machacado.
  4. Embadurnamos bien el cordero con la mezcla con la ayuda de un pincel.
  5. Incorporamos el vino y un poco de agua.
  6. Dejamos macerar en el frigorífico durante unas horas para que se impregne bien del sabor del macerado.
  7. Sacar la carne del macerado y dorar en una sartén por todos los lados.
  8. Una vez sellado disponemos la carne en una fuente de horno.
  9. Lavamos y echamos las patatas y los tomates al macerado, removiéndolo para que se unten bien
  10. Repartimos las patatas  junto con la carne por la bandeja y lo salpimentamos.
  11. Echamos por encima   el macerado, añadiendo un poco más de agua y vino si hiciese falta.
  12. Horneamos durante una hora a 170º dándole la vuelta de vez en cuando.
  13. En los últimos quince minutos añadimos los tomates al asado y agua si hiciese falta, no debe quedar seco sino jugoso.
  14. Dependiendo del grosor de la carne lo tendremos más o menos tiempo.
  15. Servir  el cordero con la guarnición y el jugo o salsa por encima.
Notas:

El corte de la carne es importante para obtener una buena presentación.
Me gusta el corte de unos 3-4 centímetros de grueso para que la carne quede jugosa, de eso depende también que el horno quede a una temperatura de 160--170 grados, se hará poco a poco y no quedará como una suela de zapato.
La sobrasada de calidad, no es cara y si aporta un sabor más rico y especial.
Las patatas si es para una celebración o día de fiesta mejor pequeñas y con piel, bien lavadas no pasa nada y no tiramos esa fuente de vitaminas que llevan en la piel.
No prescindir del vinagre, le va a  aportar sabor y hace que las carnes salgan mucho más tiernas tanto en guisos como en carnes maceradas.

Ya veis que no es una receta difícil pero si es una receta muy vistosa y fácil de preparar.

Espero que os haya gustado.



viernes, 3 de noviembre de 2017

Mazorcas de MAIZ, ¿Còmo se hace?



Ya vemos en los supermercados y mercados las mazorcas de maíz frescas, sin cocer, grandes y preciosas.
A mi por lo menos me encantan. Los fines de semana, sobre todo los sábados por la noche, comerme una bien calentita, con su mantequilla, su pimienta y su sal, uffffffffffff como me gusta.

Os voy a decir como las preparo yo y ya me comentáis vosotros como las hacéis, vuestros trucos y consejos.



En los supermercados las encontramos envasadas de dos en dos, con sus hojas y los filamentos que hay pegado al maíz.
También las he visto en los mercados y mercadillos ya a granel, desde luego más económicas, aunque de todas formas caras no son.

Lo primero que hay que hacer es quitarle esas hojas y con suavidad para los filamentos que hay bajo de ellas.
Las lavamos bien lavadas y reservamos.

Estos son los ingredientes para acabar de elaborarlas:


  • Dos mazorcas de maíz crudas y limpias.
  • Un puñado de sal para el agua y para ponerles por encima.
  • Un trozo de mantequilla, esto ya va a gustos. Quien prefiera aceite de oliva, pues aceite, yo ya que me doy el gusto prefiero mantequilla.
  • Pimienta negra molida.




Calentamos agua en una olla lo suficientemente grande para que nos quepan las mazorcas.
Cuando comience a hervir echamos un poco de sal y las mazorcas.
Tapamos la olla o bien como yo le pongo un papel de horno, si , el de los bizcochos por encima.
Este papel hará que controlemos muy bien las mazorcas y que se hagan por todos lados porque el papel se humedece y las cocina por la parte superior , sino , pues le vamos dando la vuelta para que se hagan por todos lados.

Las coceremos entre 25 y 35 minutos, dependiendo de lo grandes que sean.
Lo mejor es pinchar los granos con un tenedor o una brocheta para ver que están en su punto.

Sacamos y reservamos.



En una sartén ponemos las mazorcas y un trozo de mantequilla o dos.



Las salpimentamos otra vez porque ya veréis que si no quedan sosas, bueno, yo soy muy de sal por lo menos para esto.

Las vamos dorando, dejando que penetre la mantequilla en ellas y se doren un poco hasta que se queden a nuestro gusto.
Yo las he tenido otros 5-8 minutos más o menos.

Como todo es cogerle el punto.

Sacamos y comemos calentitas.



Si las queremos hacer en la barbacoa, las pelamos y lavamos, las envolvemos bien en papel de aluminio con un poco de sal y las metemos entre las brasas, en unos 15-20 minutos más o menos las tenemos cocidas listas para comer.

Espero que si os gustan las hagáis de cualquier forma, ya veréis como cuando las encontréis frescas las compréis.

¿Y vosotros como las hacéis? ¿tenéis algún truco?