viernes, 27 de marzo de 2015

Besugo a la provenzal.




El Besugo por si solo ya es una delicia, no es barato, vale, pero de vez en cuando nos podemos dar un capricho.
No obstante cualquier pescado blanco sirve para esta receta, incluso los azules como unas sardinas, boquerones, caballas, con cualquier pescado nos daremos un festín.



Aquí tenemos este rico Besugo, en mi caso, como siempre de PESCADOS CORONA.

Están situados en el Mercado Central de Alicante, puesto 189 . 965201762.
Abren de Martes a Sábado, pasando por su puesto en el mercado podemos encontrar un gran surtido de pescado y marisco fresco de todo tipo.
O bien podemos entrar en su página web y ver a través de sus cuatro cámaras todo el puesto, pudiendo hacer el  pedido de una manera fácil y cómoda, desde casa o el trabajo.


Hacer el besugo es muy fácil, igual que la guarnición, pero haremos las dos cosas por separado.

INGREDIENTES: receta para tres o cuatro personas.

  • 12 champiñones cortados en laminas.
  • Medio pimiento rojo asado o 3 pimientos de piquillo de lata.
  • Un pimiento verde pequeño en trocitos.
  • Una cebolla pequeña picada.
  • Un diente de ajo picado.
  • Un tomate maduro en trozos pequeños.
  • Una patata grande por persona
  • Unas ramitas de perejil.
  • Un poco de romero y tomillo.
  • 50 ml de vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Un besugo de kilo y medio o el pescado que escojamos.
ELABORACIÓN:

 Hacemos primero la salsa.
Partimos los champiñones en láminas y los doramos en una sartén con un poco de aceite y el diente de ajo picado.
Incorporamos el pimiento rojo , el verde, el tomate y la cebolla todo picado,el romero y el tomillo, salpimentamos.
Dejamos que se rehogue a fuego medio.
Echamos las hojas del perejil picado y el vino blanco, subimos un poco el fuego hasta que evapore el alcohol del vino, apagamos y reservamos.
Pelamos y partimos las patatas como más nos gusten y las freímos.
Una vez hechas las salamos y  las incorporamos a la salsa anterior, mezclamos todo para que las patatas se impregnen de la salsa y reservamos.



Este último paso de las patatas mejor hacerlo cuando el pescado está ya en el horno, así las comemos casi crujientes mezcladas con la salsa.

El pescado lo frotamos con aceite de oliva virgen extra, salamos y lo ponemos en una bandeja de horno tapado con un papel parafinado, el de los bizcochos mojado en agua y extendido encima del pescado.
Como ya he explicado en otras ocasiones hace de tapadera y deja el pescado perfecto con su piel y jugoso ya que no deja evaporarse el jugo que vuelve a caer sobre el.



El pescado de este peso lo tendremos unos 25 minutos.
El tiempo depende del peso y del horno, a unos 200 grados es suficiente, pero lo mejor es ir abriendo el horno y dejarlo a nuestro gusto.

Solo queda servir el pescado con las patatas y el resto de la salsa y disfrutar de esta rica comida.



Fácil y rico, ¿verdad?

miércoles, 25 de marzo de 2015

Bacalao marinado al eneldo




A menudo veo en los supermercados bacalao ahumado envasado, no resulta muy económico y no lleva mucha cantidad.
Una vez lo compré y no me dijo nada su sabor, pensaba que  me iba a gustar y fue al contrario.
Por eso hacía ya tiempo que tenía en mente el hacerlo yo, con mi propio toque.
El resultado....delicioso, os lo aseguro.
Además le damos el toque que más nos guste y lo hacemos en 24 horas, más rápido imposible.

El tiempo del marinado va a depender del grosor de la molla del bacalao, esta era gordita por eso lo tuve 24 horas, pero si es más fino el tiempo hay que reducirlo aunque siempre se puede poner unas horas en agua y quitarle parte del salado pero también perdería algo de sabor.



Es imprescindible que el bacalao sea fresco a rabiar,
A mi me proporciona el pescado y marisco PESCADOS CORONA.
Están situados en el Mercado Central de Alicante, puesto 189 . 965201762.
Abren de Martes a Sábado, pasando por su puesto en el mercado podemos encontrar un gran surtido de pescado y marisco fresco de todo tipo.
O bien podemos entrar en su página web y ver a través de sus cuatro cámaras todo el puesto, pudiendo hacer el  pedido de una manera fácil y cómoda, desde casa o el trabajo.


Hay que inscribirse y con una sencilla clave entramos pudiendo pedir turno si nos apetece comprar o simplemente mirar el género que ese día tienen a nuestra disposición.
Si la compra supera los 30 euros nos sirven el pedido gratis,¿ no está nada mal verdad?


Vamos con esta sencilla receta que os sorprenderá por su sabor.


INGREDIENTES:

No pongo el peso de los ingredientes pero si las proporciones así cada uno dependiendo de la cantidad y el grosor hace más o menos cantidad.



Dos partes de sal de ahumar, yo la compro en Mercadona.
Una parte de azúcar blanca.
Una parte de sal normal gruesa o fina, la que tengamos.
Una cucharada de café rasa de pimienta molida en grano.
Una cucharada sopera de eneldo, fresco o seco.
Nota: yo he encontrado este eneldo seco, muy verde y con un olor y sabor extraordinario en una herboristería de mi barrio, me costo 1.20 eruos la bolsa y la verdad es que da mucho juego y en nada desmerece al fresco.
Y por supuesto el BACALAO, en mi caso de Pescados Corona.

ELABORACIÓN:


Comenzamos espolvoreando con una parte del eneldo el bacalao, lo presionamos un poco para que quede pegado.
Mezclamos el resto de ingredientes y ponemos una fina capa en el fondo de un recipiente de cristal.
Tened en cuenta que un recipiente de plástico cogerá el olor y el gusto del salazón y luego es casi imposible de quitar por eso prefiero el cristal.


En cima de la capa de salmuera ponemos el bacalao y acabamos de cubrir con el resto de la mezcla.



Tapamos el recipiente con papel film y metemos en una bolsa.
El olor que desprende es muy fuerte por la sal de ahumar y así evitaremos que se nos llene toda la nevera de ese olor.
Este trozo ha estado  24 horas en la nevera, era gordo.
El tiempo como he dicho antes dependerá del grosor, si es fino con 10- 12 horas es suficiente.



Como se pude ver ha soltado mucha agua, la sal hace su función y lo seca.
Sacamos del recipiente el salmón, lo lavamos hasta que se vaya toda la sal y lo secamos bien con papel de cocina.
Ya lo tenemos dispuesto para comerlo como más nos guste.



Con una lata de huevas de salmón que me regaló mi amiga Inna he hecho unos canapés muy sencillo pero deliciosos.



Con unas rebanadas finas de pan de centeno hecho en casa, unas rodajas de tomate, un poco de cebolleta picada, unas láminas finas de nuestro bacalao ahumado y un poco de esas huevas  de salmón maravillosas
tenemos listos unos canapés ricos, sencillos y preparados en dos minutos.




Si no tenéis la suerte de adquirir estas huevas de salmón cualquier sucedáneo  será bueno para darle un toque un poco más festivo pero tampoco hace falta, por si solo el bacalao tal y como lo hemos hecho está de lujo.




Espero que os decidáis a hacerlo y las que lo habéis hecho ¿cómo lo hacéis?

viernes, 20 de marzo de 2015

Ternera con pimientos y un toque picante, receta oriental.


Este es uno de los platos de los restaurantes chinos que más gustan a mi hijo.
Con un toque picante, muy poco, que junto a los pimientos, la cebolla casi cruda, el aderezado con la salsa de soja y el resto de los ingredientes hacen una receta deliciosa.
He decir que es exactamente igual al sabor del restaurante, incluso mejor, porque ahora veo que ellos suavizan el sabor de la soja mezclándola con algo, supongo agua.
De todas formas, eso ya depende del gusto de cada casa, si gusta  un sabor más suave o menos.
La receta no puede ser más fácil y los ingredientes ahora ya los encontramos en cualquier supermercado cerca de casa.


INGREDIENTES:
  • 1/2 kilo de filetes de ternera finos
  • 100 ml de salsa de soja
  • Un ajo.
  • 1/2 cucharada sopera de azúcar.
  • Una cucharada sopera de vinagre de vino blanco.
  • Una cucharada sopera de vinagre de arroz, optativo.
  • 1 cucharada de café de curry rojo picante, tabasco o el picante que uséis.
  • Medio pimiento rojo partido en cuadrados pequeños.
  • Medio pimiento verde partido en cuadrados pequeños.
  • Una cebolla mediana.
  • 1 cucharada de café de harina de maíz.
  • Sal y pimienta.




ELABORACIÓN:

Partimos los filetes en tres partes y estas las hacemos tiras, dependiendo de lo grandes que sean o como nos guste el tamaño de la carne.
Adobamos la ternera con la soja, el ajo muy picado, el  picante, mejor no pasarnos, siempre podemos añadir más tarde, la pimienta y el azúcar.


Dejamos macerar por lo menos media hora.
En una sartén doramos la carne bien escurrida de la maceración  a fuego fuerte, rápido, solo queremos se selle, ya se acabará de hacer con la salsa. Sacamos y reservamos.
Reservamos también  el líquido de la maceración.



Añadimos el pimiento rojo, el verde y la mitad de la cebolla a la sartén.
Doramos ligeramente, ha de quedar firme.


Incorporamos a la sartén la carne que hemos sellado anteriormente.

Al líquido de maceración le añadimos los vinagres, o el vinagre de vino solo, diluimos la harina de maíz  en un poco de agua y la echamos también.

Echamos esta salsa a la sartén con la carne y las verduras.
Cocemos unos minutos, cinco o seis,  la carne esta partida en trozos pequeños y no le hace falta más.


Añadimos al final el resto de la cebolla cruda para que así coja un poco del sabor de la salsa pero que quede firme, de esta manera tendremos dos texturas de cebolla lo que hace más agradable este plato.

Ya tenemos acabada la receta.
Ahora es el momento de acompañarla con un arroz blanco en su punto o al vapor, unos tallarines fritos con un poco de ajo y champiñones o como soláis comerla.




En mi caso lo he acompañado con un poco de arroz blanco, mezclado con la salsa resulta muy rico.





Ya habéis visto lo fácil que es.
Una receta ideal para principiantes, estudiantes que empiezan a dar sus primeros pasos en la cocina o simplemente por tener el gusto de comer un plato sencillo y con un sabor oriental.





miércoles, 18 de marzo de 2015

Como hacer cabello de ángel


Este verano nos reuinimos un grupo de buenas amigas , Encarna, Conchi, Catalina , Marisa y yo.
Encarna como siempre se vino cargada de su pueblo con  lo que hay en ese momento cultivado, nos sorprende con sus panes, sus dulces, las verduras que cultiva su marido y esta vez con unas maravillosas calabazas  de Cidra que nos consiguió, nos quedamos todas boquiabiertas, las buscábamos pero no había forma de conseguirlas y mira por donde nos dio la sorpresa.
Hemos tardado en hacer el cabello de ángel, unas por otras han pasado meses pero al final se ha hecho y hemos pensado publicar las recetas a la vez, así cada una pone su resultado final y su elaboración que siempre se modifica dependiendo de quien la haga y del gusto de cada una.
Eso si, siempre comentando el como hacerlo para así no cometer fallos ya que es mucho trabajo y no tenemos oportunidad de conseguir otra o no sabemos cuando.
Además, ¿hay algo más bonito que cocinar entre amigas?, eso si, cada una en su casa pero enseñandonos fotos, es casi como estar todas en la misma cocina.
Al final os pongo el enlace de sus blogs para que os paséis por sus cocinas también.
 El cabello de ángel una vez hecho nos va a servir para relleno de muchas recetas dulces y otras no tan dulces.
Tiene mucho trabajo y necesita de su tiempo, así que la hice en varios días, puedes hacerla en uno pero yo no disponía de esa tranquilidad, así que opte por tomármelo con calma.





























Lo primero que hay que hacer es partirla, eso si que es un reto, esta aparte era grande, más de dos kilos,  mi peso llega a dos kilos y se me quedo corto.


Para partirla lo mejor es meterla en una bolsa y golpearla para que se vaya resquebrajando, o tirarla al suelo metida en la bolsa.
Una vez  partida le vamos metiendo un cuchillo que tenga una hoja fuerte, que no sea endeble porque se puede volver en nuestra contra e ir quitando la piel, que para mi sorpresa y creo que es porque ya tenía meses se había secado y salio sin mucha dificultad, por eso vemos que ha quedado en  trozos muy grandes.

Hay que vaciar de pepitas la calabaza y  guardarlas por si nos apetece plantarlas, si tenéis donde, claro.
Partimos en trozos no muy grandes la pulpa para que nos quepa mejor en la olla.


La he cocido en dos tandas, en olla express.
Llenamos la olla con la pulpa de la calabaza, cubrimos de agua menos dos o tres dedos, ya sabemos que hay que dejar sitio para el vapor, yo dejé unos cinco, no me fío.
Hervimos unos 45 minutos, los primeros a fuego fuerte y en cuanto empieza a soltar vapor bajamos a fuego medio.
Pasados los 45 minutos abrimos y vemos que está bastante tierna pero todavía le falta.
Se acabará con el resto de pulpa cocida y con los otros ingredientes.
Hacemos el resto de la pulpa igual que la anterior.


Ponemos toda la pulpa en un colador y dejamos escurrir.
En este punto guardé la pulpa en la nevera tapada con papel film para acabarla al día siguiente.
Sacamos de la nevera.
Una vez escurrida la pesamos , no pude pesar la calabaza entera pero hervida y  escurrida han sido 1.800 gramos, era enorme.
Guardamos el caldo de escurrirla, necesitaremos un poco más tarde.
En algunos sitios pone echar el mismo peso en azúcar, pero no lo hago ni con las mermeladas, es demasiado para mi gusto así que he puesto la mitad unos 600 gramos.

INGREDIENTES:

Pulpa de Cidra ya hervida.
Azúcar.
Palo de canela
La corteza de un limón.

Una vez tengamos la pulpa ya escurrida y fría hay que separarla en hilos, poco a poco.
Para eso la pasamos a un bol y con las manos bien limpias la vamos desilachando,
La echamos a una olla o sartén profunda donde nos quepa de una vez, añadimos el azúcar, la piel del limón y la rama de canela.
Iremos añadiendo caldo de hervir la cidra según lo vayamos necesitando, no ha de quedar muy seca y también es mejor que esté jugosa por si la queremos guardar en tarros al vacio.
Vamos dando vueltas con una cuchara de madera, se van integrando los ingredientes hasta el cabello de ángel se vaya cristalizando, los hilos del cabello no se deshacen , no preocuparos.




Tardaremos otros 45 minutos más o menos en tenerlo listo.
Solo queda dejar enfriar, meter en botes esterilizados y hacerles el vacío como solemos hacer con las conservas.
Yo he decidido meterlo en bolsas pequeñas de congelar y congelarlo.
Son muchos pasos pero nada difícil y el resultado merece la pena ya que sale mucha y podemos conservarla a nuestro gusto.



Estos son los blogs de mis amigas donde encontraréis su receta de cabello de ángel.
Encarna, Mi adorable cocina.
Catalina, Cocina con Catalina
 Conchi, El puchero de la bruja.


lunes, 16 de marzo de 2015

Bacalao con salsa mediterranea



Comer pescado no es solo sano también  rápido de cocinar.
Como ejemplo no hay  más que ver esta receta.

Para ello me he traído de PESCADOS CORONA dos buenos lomos de bacalao fresco.
Mirad que maravilla.



PESCADOS CORONA están situados en el Mercado Central de Alicante, puesto 189.
Allí encontraremos todo tipo de pescado y marisco de la mejor calidad.
Podemos también comprar desde casa o el trabajo gracias a su página web, donde a través de cuatro cámaras vemos en directo todo lo que ese día tienen a la venta, pedimos turno y nos llaman, de esta manera hacemos la compra sin desplazarnos porque incluso si el pedido supera los 30 euros nos lo traen a casa sin gastos de envío
COMPRANDO EN EL PEQUEÑO COMERCIO NOS BENEFICIAMOS TODOS.

Estos son los ingredientes para preparar este rico plato.

INGREDIENTES:

  • Dos lomos de bacalao fresco.
  • Un tomate maduro firme.
  • Medio pimiento verde picado.
  • Medio pimiento rojo asado al horno.
  • Media cebolleta picada, entera si es pequeña.
  • Unas ramas de perejil fresco, solo las hojas.
  • Unas ramas de cebollino.
  • Pan rallado.
  • Sal y pimienta.
  • Cuatro o cinco cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.



ELABORACIÓN:

Pelar el tomate y cortarlo en dados pequeños.
Picar también el pimiento rojo asado.
Poner en una sartén tres cucharadas de aceite, el tomate, el pimiento, el perejil y cebollino picados y el zumo del limón.
Condimentarlo con sal, pimienta y rehogarlo unos minutos.
En un bol aparte ponemos dos cucharadas de aceite y echamos el pimiento picado verde y la otra media cebolla picada.
Mezclamos la verdura de la sartén caliente con la del bol frío con una cuchara y reservamos.
Esta es la salsa del bacalao, una salsa que se mezcla lo crudo con lo rehogado.


Es el momento del bacalao.
Con una cucharada de aceite doramos el bacalao dos minutos por ambos lados, así cerramos los poros.
Pasamos a una plancha de horno untada con el aceite de la sartén y le echamos el resto por encima.
Lo espolvoreamos con ran rallado que se quedará pegado al bacalao por el aceite y hará costra en el horno.



Lo hacemos a 200 grados hasta que quede hecho a nuestro gusto, pero que no quede seco.
Si hace falta le ponemos los últimos minutos el grill para que coja más color.
Servimos cada ración en un plato y le ponemos alrededor la salsa echándole un poco por encima también.


Adornamos con unas hojas de perejil por encima.



Es una salsa que aunque parezca que lleva mucho aceite lo agradece.
Pero podéis echarle menos aunque la mezcla del frito con el crudo y el limón hacen un aliño perfecto.

Ya lo tenemos listo, acompañado de unas verduras a la plancha y mojadas en este aliño es una cena o comida perfectas.
Ya veréis como os gustaría haber hecho más salsa o aliño, como queráis llamarlo.

sábado, 14 de marzo de 2015

Mejillones a la cerveza



Una manera sencilla y fácil de hacer los mejillones.
Una receta ideal para los principiantes en la cocina, los que tenéis poco tiempo o simplemente los que no os queréis complicar mucho la vida.
Se tarda más tiempo en limpiarlos que en hacerlos.
¿Cómo se limpian?, muy fácil:

Ponerlos en el fregadero, yo suelo meterlos dentro de un colador, así todo lo que cae no me emboza el fregadero.
Tirar lo que ya estén rotos o abiertos, ni se os ocurra comerlos.
Raspad bien la concha con un cuchillo para quitar todo lo que tenga adherido, y estirad de  las barbas hasta dejarlo lo más limpio posible.
También os podéis ayudar con un cepillo que tengáis sólo para su uso en la cocina.

¿Cómo los vamos a hacer?

Se introducen ya limpios en la olla, SIN agua, no preocuparos, entre la cerveza y el agua que ellos sueltan hay suficiente líquido.
Para un kilo de mejillones, dos o tres hojas de laurel.
Tres dientes de ajo, con piel y partidos por en medio.
Un limón partido en cuatro, con piel.
Un bote de cerveza, entero, bueno...solo la cerveza.
Se tapa la olla y se pone a fuego fuerte.
Se abrirán rápido, es el momento de apartarlos del fuego.
Ya están hechos.

Nota:
No suelen quedar cuando los hago, pero se pueden congelar en su caldito y los tenéis dispuestos para otras recetas, o en cualquier otro momento que os apetezcan.



Esta receta la publique en otro blog que tenía pero que al final no he seguido, para que no se pierda he querido que forme parte de este también.

Estos mejillones son gallegos, por eso salen así de gordos y ricos, con un gusto extraordinario que se diferencian mucho de los que no son de Galicia.
Como siempre los compro en el Mercado Central de Alicante, en PESCADOS CORONA.
Puesto 189. telf: 965201762

¿Os apetece? ¿Quien pone la cerveza?

martes, 10 de marzo de 2015

Cake de avena y manzana SIN azúcar



Una receta que desde luego pienso hacer muchas veces,  primero por la harina que he utilizado, la harina de avena y luego porque no lleva nada de azúcar, solo un poco de edulcorante.
Perfecto tanto para diabéticos,  dietas de adelgazamiento o simplemente porque no quieres tomar azúcar.

De todas formas si se quiere se le puede añadir azúcar blanca o  azúcar de caña, en la proporción que más te guste.

Es una receta de mi querida amiga Victoria, tenéis que visitar su blog El puchero de Molero.
Empieza llena de ilusión, no dejéis de pasar por su cocina.

De su receta solo he modificado la cantidad de edulcorante, no me gusta casi,  el puré de manzana ya le aporta sabor y con un poco es suficiente, no obstante una vez hecha la mezcla se prueba y se le añade al gusto de cada uno.


INGREDIENTES:

  • 220 gramos de copos de avena.
  • 60 gramos de harina de repostería.
  • Una cucharada de café de edulcorante, la cantidad de edulcorante va a gustos, yo recomiendo empezar por esta medida y dependiendo del gusto de cada uno ir aumentándola.
  • 2 huevos.
  • 2 cucharadas de café de extracto de vainilla.
  • 100 ml de leche.
  • 25 gramos de aceite de girasol.
  • Un sobre de levadura de repostería.
  • 2 cucharadas de café de canela en polvo.
  • La ralladura de un limón o polvo de  la corteza seca de medio limón. AQUÍ como lo hago.
  • Un sobre de gasificante azúl y uno blanco.
  • Una pizca de sal.
Para el puré de manzanas: 
  • Cuatro manzanas reinetas.
  • Un poco de mantequilla.
  • Una cucharada de café de canela.
ELABORACIÓN:
Precalentamos el horno a 170 grados.
Pelar y partir las manzanas en láminas.
Las hacemos a fuego bajo en una sartén con un poco de mantequilla y la cucharada de canela.
Una vez que estén blandas se pasan a un bol la mitad y trituramos.
La otra mitad las troceamos un poco más y reservamos para añadir a la masa al final.
Trituramos los copos de avena en un robot o como yo poco a poco en el molinillo de café, también queda muy bien. Una harina perfecta.
Echamos en un bol los ingredientes secos, la harina de avena, la harina de repostería, la sal, el sobre azul y blanco de gasificante, la levadura, el polvo de limón o la ralladura de limón.



Mezclamos e incorporamos el resto de ingredientes, en la foto de abajo falta añadir la leche y el aceite.





Mezclamos todo bien con la ayuda de una batidora.
Incorporamos la manzanas que hemos reservado ya hechas pero sin triturar, en trozos.
Untamos un molde de cake con mantequilla en pomada y lo espolvoreamos de harina.
Echamos la masa en el molde.
Metemos al horno que ya esta precalentado durante 45 minutos.
Pinchar con un palillo, si sale seco ya lo tenemos listo para sacar y enfriar, pero pasado este tiempo ya no se baja.



Queda perfecto, esponjoso y jugoso por la manzana en puré y en trozos.



¿Os apetece?