PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

martes, 31 de octubre de 2017

BUÑUELOS tradicionales, de viento.




Uno de los postres ESPAÑOLES tradicionales son los buñuelos,
Típicos de el día de todos los Santos y de las fiestas de Pascua.
Estos son sin relleno, de la manera más clásica y sencilla.
De cualquier manera, con o sin relleno son una delicia que a todos gustan.



El porque de su nombre se comprende en cuanto los echamos al aceite caliente, al duplicar su volumen queda una masa casi hueca que nos permite rellenarlos de los que más nos guste.
Crema pastelera tradicional o del sabor escogido, nata montada, chocolate....

Estos míos como hacía tiempo que no los preparaba quedaron un poco grandes y al tenerse que hacer bien por dentro quedaron tostaditos por fuera pero maravillosos.


Vamos con ellos, ya vereis que fáciles que son.

INGREDIENTES:

  • 250 ml de leche ,da igual el tipo que sea.
  • 125 gramos de harina normal.
  • 4 huevos M
  • 1/2 ramita de canela.
  • Cascara de un limón.
  • 90 gramos de mantequilla.
  • Sal
  • 80 gramos de azúcar blanquilla
  • Aceite de girasol para freír


ELABORACIÓN:


Comenzamos calentando la leche sin dejarla hervir junto con la canela y la cáscara del limón.
Se deja infusionar unos minutos.


Colamos la leche y volvemos a ponerla en la olla.
Echamos la mantequilla y damos vueltas a la cuchara hasta que se derrita.


Incorporamos la harina de golpe, no hace falta tamizarla y removemos con la cuchara de manera hasta que se haga una masa que irá despegándose de las paredes.



Y formará una bola que se despegará del fondo y las paredes, como vemos.
Hay que dejarla a fuego bajo para que no se peque pero que al mismo tiempo se cueza la masa unos minutos y se le vaya el sabor a harina.


Dejamos templar la masa añadimos los huevos de uno en uno, mezclando o con una cuchara de palo, varillas manuales o eléctricas.
Se pueden añadir batidos como para tortilla o sin batir.
Con los huevos de talla M la masa queda perfecta, si ponéis un talla superior habrá que poner tres huevos o tres y medio, según nos lo pida.


Nos damos cuenta cuando en el último huevo la masa va formando un pico, la masa no es espesa del todo.


Una vez tengamos la masa hecha, ponemos aceite en una sartén, olla o cazo.
Por lo menos cuatro dedos, así se freirán bien y podrán darse la vuelta sin agarrarse al fondo.
Podemos poner la masa en una manga pastelera, no hace falta ponerle boquilla, solo cortarle la punta e ir echando a pocos, tened en cuenta que duplican e incluso triplican el volumen.
Yo los he hecho de la manera tradicional, con dos cucharas.
Cogemos con una una porción pequeña de masa, con la otra le damos un poco de forma redonda y echamos en el aceite caliente con cuidado.

No friáis mucha cantidad de golpe, rebajará el nivel de calor del aceite y se pegarán unos a otros.Vemos que conforme se frían se van dando la vuelta ellos solos y si no es así con las cucharas o una rasera se la dais vosotros hasta que hayan doblado el volumen y queden dorados.

En un plato horno ponemos azúcar y si nos gusta algo de canela y aún calientes los pasamos por ella para que queden bien embadurnados.

Ya los tenemos listos para pasar a una fuente de servir o para rellenarlos a nuestro gusto.



Y aquí los tenéis , han salido un poco grandecitos, por eso como he dicho más arriba se han dorado un poco demás para que el interior quedase hecho, pero son una locura lo ricos que están.


viernes, 20 de octubre de 2017

Muffins de berenjena y sobrasada.



Vaya desafío rico y sencillo que nos toca este mes de Octubre en......DESAFÍO EN LA COCINA.

Unos ricos muffins, pero salados, si, si, habéis leído bien, salados.

De la mano de M. Luz del blog Trasteando en mi cocina, ella es la culpable de este precioso y sencillo desafío y como iba a fallar, tarde, de las últimas en mandarlo pero aquí está. Pinchad en el nombre de su blog y os llevará a su receta.

Teníamos que poner dos ingredientes salados, cualquier verdura, embutido, quesos, etc.... aparte de las especias.
Os tengo que decir que me han encantado, fáciles a rabiar, le pones lo que se te ocurra o tengas en la nevera.

Variaciones podemos hacer tantas como imaginación tengamos, una prueba de ello son las recetas de mis compañeras que las podéis ver pinchando en la foto del grupo.

Vamos ya con la receta:

INGREDIENTES:
  • 2 huevos medianos
  • 120 ml de leche.
  • 150 gr. de harina normal.
  • 1/2 sobre de levadura de repostería.
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 200 gramos de berenjena.
  • 75 gramos de queso rallado.
  • 3 cucharadas soperas de sobrasada.
  • Sal, pimienta.
  • Hierbas provenzales.
ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180 grados.
Pelamos y partimos en trocitos la berenjena.
En un cazo ponemos un poco de agua con sal a hervir, echamos los trocitos de berenjena y cuando
estén cocidos, sacamos y escurrimos en un colador.
Reservamos.


En un bol ponemos los huevos, ( en la foto había uno y luego decidí echar otro más), la leche, el aceite, sal y pimienta al gusto.
Batimos y reservamos.
En otro bol echamos la harina tamizada, la levadura y  las hierbas provenzales.
Mezclamos y añadimos los ingredientes ya batidos del otro bol.
Incorporamos la berenjena y el queso rallado y acabamos de remover para que todos los ingredientes se unan.
Engrasamos con mantequilla los moldes, en mi caso de flan, espolvoreamos ligeramente con harina y echamos en cada uno de ellos mezcla de la masa hasta llenarlos 2/3 partes.
Cogemos porciones de sobrasada pequeñas y las vamos dejando caer sobre la masa, introducíendola un poco con el dedo o la punta de una cuchara.




Metemos en el horno que ya tenemos caliente a 180 grados y horneamos durante 20- 25 minutos.
Como siempre pinchando con una brocheta o un palillo de madera, si sale limpio es que ya está hecho.
Yo he puesto el horno arriba y abajo y sin aire  porque no tengo.

Pasados ese tiempo, sacamos y dejamos enfriar


Podemos comerlos templados o fríos como más os gusten.


Ya veis es la primera vez que los hago y han subido divinamente.
En el grupo se comentó que mejor que usar papeles para echar la masa mejor engrasar los moldes que fuésemos a utilizar y así hice.



Espero que os hayan gustado y ya sabéis a usar la imaginación para hacerlos con los ingredientes que más os gusten.

viernes, 6 de octubre de 2017

Vieiras gratinadas con gambas


Esta es una receta sencilla y muy vistosa.
Perfecta para una celebración o para una cenita con los amigos.
Un entrante o un primer plato digno de un día de fiesta.


Esta receta normalmente se hace con vieiras frescas pero las congeladas están muy bien de precio y siempre las encontramos en los supermercados.
Si no disponéis de las conchas se pueden servir y gratinar en cualquier recipiente apto para horno.

Esta es otra receta del calendario que Expert reparte por navidad en sus tiendas, esta en concreto es del calendario del 2016.
La fotografía es de David Santacruz.
Mi colaboración consiste en cocinar y emplatar.

Vamos a ver lo sencillas que son de elaborar.


INGREDIENTES: Para 4 personas.
  • 4 conchas de vieira o cualquier recipiente apto para horno.
  • 12 vieiras congeladas, si son frescas depende del tamaño.
  • 350 gramos de gambas.
  • 1 cebolla pequeña picada.
  • Una cucharada de café de mantequilla.
  • Una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta molida.
  • Eneldo seco o fresco picado.
  • 4 cucharadas soperas de queso rallado, el que más os guste siempre que gratine.
  • 250 ml de bechamel
Para la salsa bechamel.
  • 250 ml de leche.
  • 25 gramos de harina.
  • 25 gramos de mantequilla.
  • Sal y pimienta en polvo.
  • Nuez moscada.
Elaboración de la bechamel:

Derretir la mantequilla en un cazo o sartén antiadherente. 
Incorporar la harina y remover con unas varillas para que se cocine, ( así luego la salsa no sabrá a harina)
Echamos la leche caliente poco a poco sin dejar de remover para que no se formen grumos.
Salpimentar y añadir un poco de nuez moscada al gusto.
Si esta demasiado espesa añadir un poco más de leche sin dejar de remover.


ELABORACIÓN DE LAS VIERIRAS GRATINADAS CON GAMBAS.

Derretimos en una sartén antiadherente la mantequilla junto con el aceite.
Añadimos el eneldo y las vieiras dorándolas a fuego medio para que no se quemen.
Sacamos y reservamos.
En la misma sartén rehogamos la cebolla bien picada y cuando esté transparente añadimos las gambas, unas picadas y dejamos cuatro enteras para ponerlas luego adornando por encima.
Incorporamos la bechamel, probamos y salpimentamos si hace falta.
Rellenamos las conchas o los recipientes que hayamos escogido con la mezcla de bechamel y gambas.
Añadir por encima tres vieiras por concha, hundiéndolas ligeramente en la bechamel y adornando con el coral, una gamba entera y queso rallado por encima sin tapar los colores que nos proporciona el coral y las gambas.
Espolvorear con un poco de eneldo.
Gratinar en el horno a 180º hasta que este dorado y servir caliente.


Consejo:
Se pueden preparar con antelación y meterlas bien tapadas con papel film en la nevera, a falta de gratinar y servir calientes.


Que fáciles y apetitosas son verdad?
No es una receta cara y si muy resultona, no os parece?