viernes, 25 de septiembre de 2020

Codillos de cerdo cocidos, listos para el horno.


 Preparar codillos frescos para luego hacerlos al horno, a la barbacoa, etc...es bien fácil.

Son mucho más baratos que comprarlos en salmuera y una vez hechos podemos congelarlos en su caldo y usarlos cuando nos convenga. Yo lo hago de uno en uno y eso solo sacar, descongelar y hornear o hacer como más nos guste.


Con un codillo podemos comer dos personas más la guarnición que hagamos.
No hace falta limpiarlos de grasita, esta va a quedar en el caldo ya que no se le hecha nada de aceite, solo verduras y especias.

En este caso he hecho 4 codillos, me han cabido perfectamente en una olla express normal de 6 litros.

INGREDIENTES:

  • 4 codillos de cerdo.
  • Una cebolla grande, entera.
  • Una rama de apio.
  • 2 hojas de laurel.
  • 2 zanahorias.
  • 4 granos de pimienta.
  • 3 clavos de olor.
  • Sal.


  • Para elaborarlo lo ponemos todo en la olla, cubrimos de agua y lo tenemos a fuego medio algo durante una hora.

    Cuando esté hirviendo bajamos un poco el fuego pero hirviendo a fuego moderado.

    Comprobamos sacando uno y pinchándolo para que veamos si está blandito, yo estos los tuve una hora veinte minutos, eran grandecitos, los hay más pequeños.

    Eso es todo, así de fácil.

    Si queremos ir más rápido todavía cerramos la olla y calculamos entre media hora o un poco más, abridla y comporbadlo, pero estarán hechos. Pensad que luego irán al horno por unos 30 minutos o un poco más, hasta que estén dorados y la guarnición que escojamos hecha.


    Solo nos queda sacarlos y al horno  o congelarlos en este increíble caldo blanco uno por uno para luego sacar las piezas que queramos.

    Este caldo nos sirve estupendamente para cualquier otro guiso, como unas lentejas o alubias, etc... y también para cuando los hagamos al horno, con coñac y verduras por ejemplo.




































    domingo, 20 de septiembre de 2020

    Manjar blanco con cuajada y frutos rojos



    Empieza el curso escolar a pesar de todos los momentos difíciles por los que estamos pasando y en Desafío en la cocina no va a ser distinto, comenzamos y con toda la fuerza del mundo.

    Comenzamos con un desafío dulce y antiquísimo, un postre fácil porque antes se cocinaba con los productos básicos pero no por eso menos ricos.

    Leche, harina, azúcar,  cáscara de naranja o limón y canela...esta es la base de nuestro postre y cada de nosotras le dará su toque personal.

    En la antigüedad y hablamos de la época medieval era una receta que llevaba pollo, o pescado y su base era arroz o almendras dependiendo de la versión dulce o salada.

    Podéis buscar más información en internet, veréis como os resulta muy interesante la historia de este plato y sus múltiples variantes.

    Podemos cambiar la leche por bebida de almendras, de arroz o lo que prefiramos, de cualquier modo resulta riquísimo.

    Vamos a por la receta a la que he hecho algunas modificaciones, hacedla a vuestro gusto.

    INGREDIENTES:

    • 750 ml de leche entera, usad la que más os guste o la bebida de arroz, almendras, etec...
    • 30 gramos de maicena.
    • 125 gramos de azúcar pero yo he puesto 5 pastillas de sacarina y una cucharada sopera de azúcar.
    • Un sobre de cuajada en polvo.
    • Cascara de una naranja.
    • Un palo de canela.
    • Canela en polvo
    • Frutos rojos, en mi caso grosellas.

    ELABORACIÓN:

    Separamos un poco de la leche en un tazón y el resto la calentamos con la cáscara de naranja o limón y el palo de canela.

    Dejamos que la leche coja bien el gusto de ambos sabores y reservamos.




    Mezclamos con la leche del tazón la harina de maíz y la cuajada en polvo sin dejar grumos.

    Sacamos la cascara de naranja y el palo de canela de la leche, la volvemos a poner al fuego y cuando comience a hervir la leche añadimos el contenido del bol removiendo bien para que se mezcle.


    Seguimos removiendo hasta que espese con cuidado que no se nos pegue al fondo de la olla.
    Apartamos del fuego y repartimos en los recipientes que escojamos.

    Metemos los recipientes en la nevera y antes de servir adornamos a nuestro gusto con canela en polvo y la fruta que más nos guste.

    No habéis visto un postre más fácil en el mundo mundial, ¿verdad?

    Pinchando en el enlace para  encontraréis las propuestas de mis compañeras.

    https://desafioenlacocina1.blogspot.com/2020/09/manjar-blanco-83-desafio-en-la-cocina.html
    Espero que os guste tanto como a nosotras.

    Cebollas rellenas de bonito.

      🧅Cebollas rellenas de bonito 🐟 La primera vez que vi esta receta fue a Isabel de  @aliterdulcia  . Receta de su casa que como siempre co...