domingo, 20 de septiembre de 2020

Manjar blanco con cuajada y frutos rojos



Empieza el curso escolar a pesar de todos los momentos difíciles por los que estamos pasando y en Desafío en la cocina no va a ser distinto, comenzamos y con toda la fuerza del mundo.

Comenzamos con un desafío dulce y antiquísimo, un postre fácil porque antes se cocinaba con los productos básicos pero no por eso menos ricos.

Leche, harina, azúcar,  cáscara de naranja o limón y canela...esta es la base de nuestro postre y cada de nosotras le dará su toque personal.

En la antigüedad y hablamos de la época medieval era una receta que llevaba pollo, o pescado y su base era arroz o almendras dependiendo de la versión dulce o salada.

Podéis buscar más información en internet, veréis como os resulta muy interesante la historia de este plato y sus múltiples variantes.

Podemos cambiar la leche por bebida de almendras, de arroz o lo que prefiramos, de cualquier modo resulta riquísimo.

Vamos a por la receta a la que he hecho algunas modificaciones, hacedla a vuestro gusto.

INGREDIENTES:

  • 750 ml de leche entera, usad la que más os guste o la bebida de arroz, almendras, etec...
  • 30 gramos de maicena.
  • 125 gramos de azúcar pero yo he puesto 5 pastillas de sacarina y una cucharada sopera de azúcar.
  • Un sobre de cuajada en polvo.
  • Cascara de una naranja.
  • Un palo de canela.
  • Canela en polvo
  • Frutos rojos, en mi caso grosellas.

ELABORACIÓN:

Separamos un poco de la leche en un tazón y el resto la calentamos con la cáscara de naranja o limón y el palo de canela.

Dejamos que la leche coja bien el gusto de ambos sabores y reservamos.




Mezclamos con la leche del tazón la harina de maíz y la cuajada en polvo sin dejar grumos.

Sacamos la cascara de naranja y el palo de canela de la leche, la volvemos a poner al fuego y cuando comience a hervir la leche añadimos el contenido del bol removiendo bien para que se mezcle.


Seguimos removiendo hasta que espese con cuidado que no se nos pegue al fondo de la olla.
Apartamos del fuego y repartimos en los recipientes que escojamos.

Metemos los recipientes en la nevera y antes de servir adornamos a nuestro gusto con canela en polvo y la fruta que más nos guste.

No habéis visto un postre más fácil en el mundo mundial, ¿verdad?

Pinchando en el enlace para  encontraréis las propuestas de mis compañeras.

https://desafioenlacocina1.blogspot.com/2020/09/manjar-blanco-83-desafio-en-la-cocina.html
Espero que os guste tanto como a nosotras.

2 comentarios:

  1. Hola guapa, se ve muy rico este postre. Precisamente acabo de ver otro postre con este mismo producto. Nunca lo he probado , y me ha entrado el gusanillo. Así que tomaré buena nota de tu receta.

    Por cierto, pincho en el enlace que has puesto para cotillear las otras recetas y no se abre.

    Un fuerte abrazo. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Delicioso, seguro que los frutos rojos resultan super apetecibles ahí.

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.