domingo, 20 de febrero de 2022

Tarta mimosa



Como siempre  los días 20 de cada mes toca cocinar para el grupo Desafío en la cocina y este mes a  tocado receta dulce....y que receta,... divina!!
No conocía esta tarta de origen italiano, con la que celebran el día de la mujer y con un nombre precioso:
Tarta Mimosa.
Como muchas veces para mi los desafíos son una sorpresa, recetas que no conozco y que seguramente si no es por el grupo no las habría hecho.
Esta tarta esta compuesta por un bizcocho genovés  cortado a capas y empapado en almíbar , rellenando entre las capas con  una crema diplomática.
Una parte de ese bizcocho se hace cuadraditos  que se adhieren a la tarta recreando como si fuese la flor de la mimosa.
Bueno no me enrollo más y os cuento como la he hecho yo.

Mis compañeras han elaborado otras propuestas y distintas versiones de este dulce, pinchad AQUÍ y la veréis.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho genovés que es la misma receta que el brazo de gitano, en este caso lo he hecho un poco más grande, más gordito.
  • 6 huevos
  • 140 gramos de azúcar blancquilla.
  • 80 gramos de maicena
  • 100 gramos de harina floja o todo uso.
  • Una pizca de sal.
Para el almibar de naranja:
  • 200 ml de  zumo de naranja.
  • 50 gramos de  azúcar.. 
Crema diplomática:
  • 2 huevos
  • 50 gramos de harina de maíz.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 500 ml de leche.
  • Piel de limón.
  • 200 ml de nata para montar.
Hacemos el brazo de gitano:

Separamos las claras de las yemas.


Montamos las claras con la mitad del azúcar.


Montamos aparte las yemas con la otra mitad del azúcar.


Mezclamos poco a poco el merengue con las yemas montadas con una espátula y con movimientos envolventes.


Vamos añadiendo todo el merengue hasta que lo tengamos todo incorporado.


Por último añadimos la harina junto con la sal tamizado y de la misma manera, con movimientos envolventes la mezclamos.



Esaparcimos la mezcla sobre una bandeja de horno con  papel sulfurizado , que no queden huecos y quede lo más lisa posible la masa.



Horneamos con el horno precalentado a 170 grados hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio.
Entre 12 y 15 minutos.


Hacemos EL ALMIBAR mezclando en un caso el zumo de naranja con azúcar.
La cantidad de azúcar dependerá de lo dulce que queramos el almibar y lo dulces que sean las naranjas.
No le he puesto mucha la verdad, unos 50 gramos, normalmente es la mitad de azúcar que de zumo.
Calentamos  hasta que se disuelva el azúcar, no he dejado que reduzca .

Hacemos la CREMA DIPLOMÁTICA:
Esta crema es una mezcla de crema pastelera con nata montada, así de fácil.
Montamos la nata con la mitad del azúcar.
Mezclamos  en un bol los huevos, la otra mitad del azúcar y la harina , le añadimos un poco de la leche y reservamos.
Calentamos el resto de la leche con la piel de limón o de naranja y dejamos que coja un poco de sabor.
Sacamos la piel del cítrico y añadimos la mezcla del bol removiendo hasta que espese.
Reservamos y dejamos que temple antes de incorporar la nata montada hasta que sea una mezcla homogénea. 




La crema pastelera la hice el día anterior y está fría de la nevera por eso se ve más espesa.
Nada que no se arregle al mezclar con la nata montada pero al final queda bien integrada y genial.
La paso a la manga pastelera, así recubro mejor las capas de bizcocho.


En mi caso al ser brazo de gitano he cortado con un aro de emplatar cuadrado .
Al final he usado tres piezas cuadradas para el pastel, no os penséis que es pequeña la tarta, al final han salido cuatro porciones bien grandecitas.
El resto he hecho dos vasitos individuales y ha dado para hacer los recortes que van encima de la tarta y en los lados.


Empapamos los bizcochos con el almíbar de naranja y empezamos a montar la tarta.


Ponemos en la base un bizcocho empapado en almíbar, cubrimos con la crema y así hasta tener las tres capas de bizcocho una sobre otra y entre medias la crema, finalizando con ella, como en la foto.



Hacemos cuadraditos pequeños, con parte del bizcocho que ha sobrado, id haciendo conforme haga falta.
y recubrimos con ellos los laterales de la tarta a la que también habremos puesto una capita fina de crema diplomática para que se adhieran bien los trozos de bizcocho.
Nos vamos poniendo en la palma de la mano unos pocos y los vamos pegando a los laterales del bizcocho, luego por encima hasta que quede totalmente cubierta.


Este es el resultado.

Os aconsejo hacerla unas horas antes de comerla, mejor un día antes, se asienta bien la tarta y el almibar la une y le da más consistencia a la hora de partirla.

Desde luego una vez hecha guardarla en el frigo y protegerla con plástico film, no se estropea si el plástico toca la tarta, si algún trocito cayese de ella simplemente lo volvemos a su sitio.

Me ha sobrado bizcocho y he hecho dos vasitos aparte, pero estos los he recubierto con migas del bizcocho, frotándolo con las mano.


Saqué una foto rápida y no ha quedado muy clara, pero bueno, se aprecia más o menos bien.

Es una tarta un poco elaborada  pero muy sencilla, no lleva gran dificultad y me ha sorprendido lo rica que está.

Cavity cake de fresas.

  Todo tiene un principio y un fin y este es el último desafío del grupo DESAFIO EN LA COCINA. Han sido diez años en los que yo he participa...