miércoles, 20 de abril de 2022

Cupcakes . Desafío en la cocina, 100 desafíos



Este mes el Grupo Desafío en la cocina cumplimos los 100 desafíos, casi nada, verdad?
No he participado en todos pero si en muchos.
El desafío de este mes son unos cupcakes ,  del sabor y como más nos gusten.

He hecho unos sencillos de vainilla que me han sorprendido por lo esponjosos y lo ricos que estaban .  Con una parte de la masa he hecho otros a los que he añadido una gelatina de fresa que tenía en la nevera.
La receta es del blog Directo al paladar y me ha sorprendido por lo fáciles y ricos que están, además no llevan mucha mantequilla que es lo que buscaba.

INGREDIENTES:
  • 55 gramos de mantequilla en pomada.
  • 100 gramos de azúcar.
  • Un sobre de azúcar avainillado, o vainilla como más os guste, en pasta, líquida....
  • Un huevo.
  • 135 gramos de harina floja o normal.
  • 60 ml de leche
  • 5 gramos de levadura de repostería.
  • Capsulas de madalenas o de cupcakes.
Con estas cantidades me han salido ocho y no eran muy grandes, pero para darnos el gustazo son más que suficientes.



ELABORACIÓN:

Batimos la mantequilla con el azúcar.



Incorporamos el huevo y seguimos mezclando.


Agregamos alternando la harina tamizada con la levadura y la leche.




Mezclamos hasta que nos quede una masa suave y con brillo.



Pues hasta aquí la masa, ya está lista para rellenar los moldes de los cupcakes.
Con la mitad de la masa y con la ayuda de dos cucharas he rellenado unos cuantos , solo las 3// 4 partes igual que con las madalenas.




Al resto de la masa le he añadido dos cucharadas soperas de una gelatina de fresas que tenía en la nevera.
La he hecho haciendo como una mermelada de fresas con un puñadito y azúcar al gusto que he dejado macerar en la nevera.
Una vez macerado y soltado su jugo la he puesto a fuego medio y mientras se cocinaba un poco he puesto a remojo tres hojas de gelatina en agua muy fría que he una vez blanditas he disuelto en la mermelada  de fresa y puesto a enfriar en la nevera el día anterior.
Si la ponemos caliente no creo que hubiese funcionado tan bien , la verdad.


Con el horno precalentado a 180 grados y bajado a 160 en el momento de meterlos los he horneado durante 15 minutos.


Pues ahí tenéis el resultado, preciosos y super ricos.



Ahí están, de verdad, ricos y esponjosos.

El frosting de arriba pues es una mezcla de  queso de untar con nata y azúcar .
Se ve que la nata aunque ponía 35 % de materia grasa no ha sido suficiente para que montase bien.
Ha quedado una cremita muy rica pero no perfecta para que se vea una crema rizada con la manga pastelera.
Seguro que a vosotros os sale de maravilla.

A mi un churro como un piano, que le voy a hacer.
Eso si, os recomiendo la masa de los cupcakes que es una delicia y más fácil imposible.


Pinchando AQUÍ encontráis todas las propuestas de mis compañeras.




Cavity cake de fresas.

  Todo tiene un principio y un fin y este es el último desafío del grupo DESAFIO EN LA COCINA. Han sido diez años en los que yo he participa...