viernes, 3 de noviembre de 2017

Mazorcas de MAIZ, ¿Còmo se hace?



Ya vemos en los supermercados y mercados las mazorcas de maíz frescas, sin cocer, grandes y preciosas.
A mi por lo menos me encantan. Los fines de semana, sobre todo los sábados por la noche, comerme una bien calentita, con su mantequilla, su pimienta y su sal, uffffffffffff como me gusta.

Os voy a decir como las preparo yo y ya me comentáis vosotros como las hacéis, vuestros trucos y consejos.



En los supermercados las encontramos envasadas de dos en dos, con sus hojas y los filamentos que hay pegado al maíz.
También las he visto en los mercados y mercadillos ya a granel, desde luego más económicas, aunque de todas formas caras no son.

Lo primero que hay que hacer es quitarle esas hojas y con suavidad para los filamentos que hay bajo de ellas.
Las lavamos bien lavadas y reservamos.

Estos son los ingredientes para acabar de elaborarlas:


  • Dos mazorcas de maíz crudas y limpias.
  • Un puñado de sal para el agua y para ponerles por encima.
  • Un trozo de mantequilla, esto ya va a gustos. Quien prefiera aceite de oliva, pues aceite, yo ya que me doy el gusto prefiero mantequilla.
  • Pimienta negra molida.




Calentamos agua en una olla lo suficientemente grande para que nos quepan las mazorcas.
Cuando comience a hervir echamos un poco de sal y las mazorcas.
Tapamos la olla o bien como yo le pongo un papel de horno, si , el de los bizcochos por encima.
Este papel hará que controlemos muy bien las mazorcas y que se hagan por todos lados porque el papel se humedece y las cocina por la parte superior , sino , pues le vamos dando la vuelta para que se hagan por todos lados.

Las coceremos entre 25 y 35 minutos, dependiendo de lo grandes que sean.
Lo mejor es pinchar los granos con un tenedor o una brocheta para ver que están en su punto.

Sacamos y reservamos.



En una sartén ponemos las mazorcas y un trozo de mantequilla o dos.



Las salpimentamos otra vez porque ya veréis que si no quedan sosas, bueno, yo soy muy de sal por lo menos para esto.

Las vamos dorando, dejando que penetre la mantequilla en ellas y se doren un poco hasta que se queden a nuestro gusto.
Yo las he tenido otros 5-8 minutos más o menos.

Como todo es cogerle el punto.

Sacamos y comemos calentitas.



Si las queremos hacer en la barbacoa, las pelamos y lavamos, las envolvemos bien en papel de aluminio con un poco de sal y las metemos entre las brasas, en unos 15-20 minutos más o menos las tenemos cocidas listas para comer.

Espero que si os gustan las hagáis de cualquier forma, ya veréis como cuando las encontréis frescas las compréis.

¿Y vosotros como las hacéis? ¿tenéis algún truco?

2 comentarios:

  1. no las he hecho nunca en casa pero me encantan, así que me apunto tu manera de hacerlas

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante la explicación, se ven fáciles de preparar. Un besaoz.

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.