sábado, 17 de enero de 2015

Terrina de pollo caramelizada rellena de queso de cabra y arándanos




Si hay algo que me relaja es hacer terrinas, de cualquier tipo de carne y rellenos.
Se pueden hacer de lo que más nos guste, de lo que tengamos en casa, o combinando carnes, con frutos secos, verduras o quesos, todo depende de nuestro paladar e imaginación.

En este caso la vamos a hacer con un acabado un poco más festivo, cubriéndola con manzanas reinetas.

Los ingredientes son económicos y los encontramos en cualquier supermercado, ni me gusta complicarme ni complicar a los que me leen.

INGREDIENTES:
  • Dos pechugas de pollo.
  • Medio rulo de queso de cabra.
  • 100 gramos de  lonchas de jamón de york o mejor en un trozo.
  • Dos manzanas rellenas.
  • Un filete de panceta de cerdo, optativo.
  • Dos huevos.
  • Sal y pimienta negra molida.
  • Coñac, armagnac  o cualquier licor que nos guste.
  • Perejil picado.
  • Un puñado de arándanos.
  • Dos rebanadas de pan del día anterior remojadas en leche.
  • Caramelo líquido.
  • Zumo de un limón.
  • Un poco de mantequilla a temperatura ambiente.


 ELABORACIÓN:

Troceamos la pechuga de pollo y parte de la panceta.
Lo echamos en la picadora junto el perejil, la sal y la pimienta negra,
Se tritura y se echa en un cuenco junto con el pan remojado en leche, el , los huevos y el armagnac o el licor que hayamos escogido.
Se mezcla y se mete en el frigorífico una hora para que se unan los sabores.


El molde que hayamos escogido ( el mío en forma de manzana) se unta con el caramelo líquido, fondo y paredes.
Se echa encima una parte de la mezcla de pollo triturado, encima se distribuye el queso de cabra cortado en tiras, el jamón de york, y la panceta también cortada, intercalando con los arándanos.
Acabamos cubriendo con más triturado del pollo.

Es el momento de pelar las manzanas con la piel, así quedará más bonito en cuartos quitándole las pepitas y cortando en medias rodajas.
Disponemos las manzanas de manera que quede lo más presentable posible encima de la carne.
Pincelamos la manzana con el zumo de limón para que no se ennegrezcan.
Pincelamos después con un poco de mantequilla a temperatura ambiente.
Tapamos con papel de aluminio bien apretado para que el agua del baño maría no entre dentro de la terrina.


El horno lo tenemos precalentado mientras hacemos la terrina a 200 grados.
En un molde donde quepa nuestra terrina le ponemos dos dedos de agua y echamos en ese agua las cáscaras de los huevos que hemos usado, esto hace que no burbujee mucho el agua y ayuda a que no se meta en lo que tengamos al baño maría.



El tiempo de horno es de 45 minutos a una hora, todo depende de lo alto que hagamos la terrina y lo grande.
Se tarda más por alta que por ancha, pero bien es cierto que alta queda mucho más bonito y nos podemos lucir más con el relleno.


Una vez acabada, sacamos del horno, pudiendo comprobar que está porque se suele separar la carne de las paredes del molde.
Si vemos que por estar tapada no ha cogido color la manzana la podemos dorar un poco con el grill del horno, eso si, llevando cuidado no se queme y no desluzca el plato.

Dejamos templar y enfriar unas horas en la nevera antes de desmoldar.
Para hacerlo le pasamos un cuchillo por todo el borde de la terrina, metemos en un cuenco con agua caliente la base del molde porque el caramelo se habrá endurecido y costará desamoldar, ponemos un plato encima y le damos la vuelta como si fuese una tortilla.
Se le pueden dar unos golpes, no pasa nada con la manzana porque esta sobre el plato.
Para volver a darle la vuelta para que la manzana quede encima le ponemos otro plato sobre la base de la carne y damos la vuelta de nuevo, así tendremos el lado de la manzana por encima.



A pesar de llevar caramelo, no queda como un flan, este lo ha absorbido la carne dejándola con un punto dulce que no desmerece ni al queso de cabra ni a ninguno de los ingredientes.

He adornado con un poco de gelatina de caldo de ave y oporto, pero no hace falta.
Unas tostadas untadas con mayonesa y una porción de la terrina es un bocado exquisito también.

Espero que os haya gustado y que le perdáis el miedo a hacerlas, es mucho más fácil que un bizcocho y si la compramos hecha mucho más cara, desde luego.

9 comentarios:

  1. Te la he visto en facebook y vengo a verla.La pinta es sensacional y tomo buena nota.Bsss

    ResponderEliminar
  2. Una pinta buenisima! Además la elección de ingredientes para mi gusto no puede estar mejor!!!
    Muchos besos y buen finde!!

    ResponderEliminar
  3. NUNCA LAS HICE Y MIRA QUE ME GUSTAN, LO HAS EXPLICADO BIEN Y EN CUANTO PUEDA LA HAGO! UN BESO.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Me parece una idea de receta estupenda. Fuera de los tópicos.

    ResponderEliminar
  5. Un plato súper apetecible. Menuda combinación de ingredientes, se me hace la boca agua!
    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  6. Mira, ya no se que decirte en los comentarios, me vuelves a dejar con la boca abierta y babeando. Esta tarrina tiene que estar deliciosa, ademas de maravillosamente presentada.
    Un beso muy grande MAESTRA

    ResponderEliminar
  7. Una pinta muy buena y que hambre a estas horas, te felicito como siempre me encanta.MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ResponderEliminar
  8. He hecho alguna terrina pero ninguna con la combinación de sabores dulce / salado ...y mira que me gusta a mi este contraste , me guardo tu receta ...creo que no tardare en hacerla . Besosss y buena semana !!!

    ResponderEliminar
  9. Ohh que bueno! un plato delicioso que encima nos quitara de mas de un apuro! bicos

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.