sábado, 9 de febrero de 2013

Técnica: Blanquear y ablandar alcachofas



Estamos en plena temporada de alcachofas, a un precio que hay que aprovechar.
Las estoy encontrando en mercadillos de la calle a unos 0.75 céntimos el kilo y con una calidad muy aceptable, por eso hay que comprar cantidad y congelarlas o envasarlas.

Para ello utilizamos la TÉCNICA DE BLANQUEAR.

Consiste en hervir en agua durante un tiempo muy breve las verduras, pasándolas luego a agua muy fría para cortar la cocción.
Se utiliza para preparar las verduras antes de cocinarlas o saltearlas, teniendolas así dispuestas para su uso.

En particular la alcachofa ha de hacerse acompañada de limón y perejil, ya que se oxida con mucha rapidez quedando negruzca, perdiendo todo su encanto.Tanto el limón como el perejil son grandes antioxidantes y un buen aporte de vitamina C.


Pelamos las alcachofas, quitándonos las hojas duras externa, pelando la base.
El tallo se corta y pela también utilizándolo para guisos, tortillas, etc...
Las frotamos con limón.

ADVERTENCIA: Para que las manos no se os queden negras, antes de empezar a pelarlas os frotáis las manos también con limón.


Es el momento de saber como las vamos a utilizar, en mitades, enteras o si las vamos a utilizar para  rellenar se vacían también por dentro.

Llenamos la olla de agua metiendo un buen manojo de perejil y uno o dos limones partidos en cuatro trozos.
Cuando el agua esté hirviendo introducimos las alcachofas y cuando vuelva a hervir esperamos 3 ó 4 minutos, las sacamos, pasamos a agua helada y ya las tenemos listas para su congelación o envasado...

PARA CONGELAR: Metedlas en una bolsa, etiquetándola con la fecha de envasado.
No preocuparos si se os pegan unas a otras, una vez sacadas del congelador con un ligero golpe se separan.

PARA ENVASAR: Llenad los botes de cristal ya esterilizados con ellas, rellenar con el caldo de la cocción, cerrar, meter en una olla con agua hirviendo unos 20 minutos.
Sacadlos y dejadlos templar, ya están listos para guardar durante meses.



Como veis esta técnica es muy aconsejable para hacer nuestras propias conservas.

Las judías, tanto las planas como las redondas están demasiado caras, si las encontramos en el mercado de buena calidad y a buen precio compradlas, haremos lo mismo que con las alcachofas, pero sin el limón, ya que la judía no se oxida, el perejil le dará un color verde más bonito y le aportará vitamina C tan necesaria para nuestro organismo.

12 comentarios:

  1. elpucherodelabruja9 de febrero de 2013, 13:50

    Cuanto me queda que aprender de ti,siempre tienes algo guardado conque sorperder. Muchos besos preciosa

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las alcachofas, te han quedado con un color estupendo. Las próximas las preparo así.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola mi princesa, hola mi querida amiga, has dado una lección magistral sobre el tratado de la alcachofa a lo que no añado nada más que yo cuando las hiervo, le añado al agua algo de harina, pero por lo demás están de vicio y si, estamos en plena temporada y da gusto comerlas, son ricas y alimentan un montón.
    Te echo en falta y ultimamente no tengo ni tiempo para un pequeño chateo, pero ya sabes donde e tiene siempre.
    un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Elena, eres única, muchas gracias por tu comentario , tienes toda la razón, con la harina ya quedan inmejorables.
      Muchas gracias , a ver cuando podemos charlar un poquito.
      Un beso querida amiga.

      Eliminar
  4. ole..ole!!..
    que bien me viene!..
    voy a adoptar la receta con tu permiso!!..
    besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia, ya sabes, es el momento perfecto para hacerlo, ahora que estan tan bien de precio.
      Es un poco engorroso limpiarlas, pero luego con abrir un bote nos va a parecer que las hemos comprado recientemente.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  5. Eres una caja de sorpresas, me gusta la idea que nos enseñas, yo hoy he hecho tus alcachofas a la placha... ya tengo dos copiadas tuyas..wapissss

    ResponderEliminar
  6. Hola Maria Teresa, gracias por pasar por mi blog así he podido conocer el tuyo, y tengo que decirte que me ha encantado las ideas que das para la cocina, seguro que aprendo un montón contigo. Me quedo como seguidora y seguimos en contacto. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Muy buena información la que nos das, las alcachofas pueden ser traicioneras y ennegrecer sin darnos cuenta. Genial.
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado y me anoto esta forma de conservarlas, intentaré aprovechar que estan a buen precio para poder congelar unas cuanrtas, Un beso !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose, es el momento de comprar y congelar, no tiene nada que ver esta calidad si lo hacemos en casa con lo que ya venden en los supermercados.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola! Yo no se por qué pero en mi casa no compro nunca alcachofas, y en realidad es una verdura que me gusta mucho. Quizás por no saber como se limpia realmente bien y no saber como se preparan. He leído todo tu artículo y parece que se me ha ido un poco ese "miedo" o desconocimiento a prepararlas. Las comprare y las preparare según lo explicas tú. Me gustaría hacerlas a la plancha. Cómo tendría que hacerlo? Las cuezo como tu dices y después las corto en láminas y a la plancha? Muchas gracias por esta clase magistral, me ha venido genial.

    ResponderEliminar