viernes, 15 de mayo de 2020

Pepinos en vinagre, encurtidos.



Esta receta no puede ser más fácil y los pepinos quedan muy bien y con un sabor fantástico, casi como los comprados, agridulces.
La salmuera que vamos a hacer probadla una vez mezclada, así le pondréis sal y azúcar al vuestro gusto, a mi me gusta más bien salada.
Los ingredientes:

  1. 5 pepinos.
  2. 600 ml de vinagre de vino blanco.
  3. 600 ml de agua.
  4. Sal.
  5. Pimientas, molinillo de varias pimientas.
  6. Semillas de mostaza, opcional, yo en este caso no le he puesto.
  7. Unas ramitas de eneldo fresco, seco si no se tiene fresco.
  8. Media cebolla blanca dulce muy picada.
  9. 2 cucharadas soperas de azúcar.
  10. Sal en escamas.
Elaboración:

Lavamos muy bien los pepinos y les cortamos los extremos pero dejando toda la piel.
Los cortamos a rodajas gruesas, por lo menos es mi gusto, pero se corta como prefiráis, más finas, más gruesas todavía o en bastones alargados.
Ponemos las rodajas en un bol y les echamos sal, esto hará que queden crujientes.
Las tenemos así unos diez minutos.



En un caso ponemos el vinagre, el agua, el azúcar y la pimienta y los granos de mostaza si así lo queremos.
Calentamos hasta que esté bien caliente.


Disponemos en los botes esterilizados las ramitas de eneldo ( al gusto pero no poco) y vamos distribuyendo las rodajas de pepino con la cebolla picada cruda.



Cuando estén llenos ponemos un poco de sal en escamas  por encima, no va a quedar salado en demasía y esta sal le da un buen toque.
Cubrimos los tarros con la mezcla bien caliente de vinagre, agua, azúcar y pimienta hasta casi el final del tarro, así hará bien el vacío.

Cerramos los tarros y ponemos boca abajo, los mantenemos así hasta que enfríen.
Ya tenemos listos nuestros tarros de pepinos en vinagre.



Al día siguiente ya podemos abrir uno y empezar a comer.

En otras ocasiones le he añadido un poco de pimiento rojo picado muy pequeño y en poca cantidad pero como todo va a gustos.

El eneldo le aporta un sabor fantástico y aunque al principio pensaba que me había pasado con la cantidad al probarlo he visto que para nada era excesivo.
Si veis las fotos de los botes comprobáis la cantidad de las ramitas, si acaso una más que no se ve. pero ya os digo que aunque le hubiese puesto un poco más habría estado bien, como todo es cuestión de gustos.
En cuanto al vinagre a mi me gusta poner mitad y mitad de agua y vinagre pero podéis ponerle más si es vuestro gusto.



Si quereís ver como hago la coliflor pincha Aquí.








2 comentarios:

  1. yo los he hecho varias veces, pero aunque ricos, no consigo que se parezcan a los comprados

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, que bonitos te han quedado los botes, parecen de decoración. El eneldo me gusta, su sabor me parece muy agradable y ya veo que a ti también te ha gustado la experiencia. Es una receta de fondo de armario, siempre va bien aprender a encurtir, yo me compré un libro hace años y solo he hecho en un par de ocasiones. Me guardo tu receta. Cuídate mucho.

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.