PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

TERRINA de pollo, higos y rúcula.


Este es el  último desafío del año en DESAFÍO EN LA COCINA y este mes la propuesta ha sigo como las fiestas que se aproximan lo requiere, un desafío de reyes.
Se han unido todas las bosses para proponernos y para que escojamos entre terrinas, galantinas y aspic.
Ganas me han dado de elaborarlos todos, pero no hay tiempo para tanto.
Además, entre todas las que componemos el grupo estoy segura que habrá  de sobra para elegir cualquiera de ellas,  a cual más bonita y deliciosa.

Pinchando AQUÍ podremos ver todas las propuestas.




Y con mis mejores deseos para estas fiestas os dedico a todos vosotros mi receta.

Para que una terrina salga buena no hace falta mucho.
Os cuento como la hago yo para conseguir que no solo quede buena sino también bonita.
Las podemos hacer con cualquier tipo de carne, pescado, verduras o frutas, quesos, etc...

Para esta receta he usado ingredientes económicos para que se adapte a cualquier bolsillo.

La carne en este caso no puede ser más común: el pollo y solo pollo, no he puesto otra mezcla de carnes, así si os decidís a hacerla está al alcance de cualquiera, por económica, sencilla y navideña.

Hay que macerar las carnes en este caso con algún licor que aparte de las especias le de sabor.
En mi caso el Oporto y el Armagnac pero puede ser un coñac (no hace falta que sea caro) un vino blanco, un oloroso, whisky, un buen ron, etc... lo que haya por casa.

Para que quede bonita hay que darle tonos de color, pensad en como queréis que quede al partirla y así podremos intercalar las capas o incorporar en ella el ingrediente que se lo de.
En esta receta esos colores han sido  el verde de la rúcula y el marrón de los higos.

Vamos con la receta:

INGREDIENTES:
  • 750 gramos de pollo, entre pechuga y muslos deshuesados.
  • 1 cebolla pequeña picada.
  • 4-5 champiñones picados.
  • Un puñadito de hojas de rúcula.
  • 10- 12 higos secos pequeños.
  • 2 huevos.
  • Un cucharada de mantequilla.
  • Un chupito de Armagnac.
  • Un chupito de Oporto.
  • 3-4 rebanadas de pan duro.
  • Un poco de leche.
  • Sal y pimienta negra molida.
Salsa:
  • Un yogurt griego.
  • Tres o cuatro cucharadas de mayonesa.
  • Rúcula picada.
  • Sal y pimienta molida.
  • Media cebolla pequeña picada.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 200 grados

Picamos la carne de pollo, muy menudita para que luego se noten los trozos y que no se nos desmorone.
La echamos en un bol y añadimos los licores, sal, pimienta y la nuez moscada.
Dejamos que macere.



En una sartén doramos con la cucharada de mantequilla la cebolla y los champiñones picados y sazonamos con sal y pimienta.
Reservamos.
Ponemos en un bol a remojo el pan en la leche y en otro con agua caliente los higos.


Es el momento de comenzar a mezclar ingredientes.

En el bol de la carne añadimos los huevos, el sofrito de champiñones y cebolla, la rúcula picada y el pan remojado en leche muy escurrido.



Con una espátula o tenedor removemos todos los ingredientes hasta que se mezclen bien.
Si notamos que queda la mezcla un poco líquida podemos añadir pan rallado para que luego no sobre jugo al cocerla.

Si aún así vemos que la terrina se cuece y entre ella y el recipiente hay jugo lo quitamos con cuidado y  lo vertemos en un recipiente.
Este jugo sobrante lo podemos añadir a cualquier otra comida, salsa o guarnición.



Untamos el recipiente donde lo vayamos a cocer con un poco de aceite o manteca de cerdo. ( Si no lo hacéis se os pegará y se os romperá al desmoldar).
Echamos en el toda la mezcla repartiendo bien y apretando para que no queden huecos de aire que luego pueda romper la terrina.


Escurrimos los higos y los partimos en dos.
Los vamos introduciendo en la terrina intercalados con la carne.


Tapamos la terrina con su tapa o como yo con papel de aluminio, que quede bien cerrado.
Metemos un recipiente donde quepa la terrina en el horno, la terrina dentro de este y cubrimos con agua hasta la mitad .

Horneamos a 200 grados sobre una 50 -60 minutos.
Pinchamos con un palillo y si el caldito que sale todavía como con un poco oscuro continuamos horneando 10 ó 15 minutos más hasta que salga limpio.

Destapamos la terrina los últimos 15 minutos para que se dore por encima y quede con un color más bonito.



Para la salsa:

Picamos la cebolla muy pequeña, picamos también la rucula.
Echamos en un bol el yogurt, la mayonesa, la sal y la pimienta, removemos.
Incorporamos la cebolla y la rúcula, mezclamos de nuevo y ya tenemos nuestra salsa preparada.

No hay salsa más fácil que esta.
La rúcula  tiene un sabor un poco picante ( pertenece a la familia de la mostaza) y especial que le da un toque maravilloso a esta salsa, no dejéis de probarla.


Desmoldamos la terrina y la acompañamos de la salsa, pepinillos, pepinos en rodajas finas y pan tostado.

No puede estar más rica.

Espero que os haya gustado y os decidáis a prepararla.

                                            FELICES FIESTAS!!


1 comentario:

  1. Que buena mano tienes para las terrinas, te quedan de lujo.
    Un beso muy fuerte y feliz Navidad

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.