PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Pularda con castañas, manzanas y frutos secos.



Con esta receta triunfáis si o si en estas fiestas.
No solo queda un plato precioso en la mesa también es toda una delicia.

Las pulardas ya las encontramos en supermercados, carnicerías y grandes superficies a precios más asequibles que otros años, bien aderezada y con ingredientes que también en esta época vemos en mercadillos y fruterías podremos elaborar un comida o cena que será el plato principal digno del mejor restaurante.
Pero si no os apetece la pularda o no la encontráis se puede utilizar y vais igual de bien con un pollo de campo o una pavita , eso si, mirar que la piel esté lo más perfecta posible y limpia de plumas, esto es muy importante para que la presentación sea vistosa y os haga quedar de 10.

Esta receta la encontramos también en el calendario que conseguimos en tiendas EXPERT por estas fechas junto con otras que harán las delicias de quien las desee cocinar.

Los ingredientes son:

  • Una pularda de unos 2- 2,5 kilos limpia de plumas.
  • 2 manzanas.
  • 6 patatas grandecitas.
  • 20 tomates cherry.
  • Un puñado de castañas cocidas.
  • Orejones de albaricoque, pasas y 15 uvas.
  • Sal y pimienta.
  • Tomillo y romero molido.
  • Tomillo o romero en rama para adornar la  pularda cuando la sirvamos.
  • 1/2 litro de sidra.
  • Una copita de coñac.
  • Tres cucharadas soperas de manteca de cerdo.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 170 grados.
En un bol ponemos la manteca de cerdo, un poco de sal, pimienta, el tomillo y el romero molido, el coñac mezclándolo todo con un tenedor.
Dejamos macerar para que la manteca se impregne de todos los sabores.
Miramos que la pularda esté bien limpia de plumas y con un pincel o con los demos untamos toda la piel de la pularda y también las paredes de la parte interior.

¿Porqué la manteca? hidrata la carne, hace que no se nos abra la piel y la hace si cabe mucho más jugosa.

Aún así, para conseguir que quede una piel perfecta hay que manipularla con mucho cuidado y si decidimos dale la vuelta (cuando está caliente, por supuesto) cosa que no hace mucha falta hay que hacerlo con palas de madera o silicona para que no la pueda estropear.
Yo tengo dos guantes de silicona que solo coge los dedos y es perfecto para este tipo de cosas, no te quemas y lo que agarras no se te cae.

Ponemos la pularda en una fuente de horno con un vaso de cava y la tapamos con un papel de horno sulfurizado y mojado esto permitirá que el caldo que evapore vuelva a ella sin que la piel se queme.

La tenemos en el horno durante 35 o 40 minutos regándola de vez en cuando con el jugo y si hace falta le vamos añadiendo.
Hidratamos en agua caliente las pasas, tiramos ese agua y reservamos.
Pelamos las patatas y las manzanas en gajos.
Las untamos con la mezcla de la manteca y especias y salpimentamos más si hace falta.
Las añadimos al asado echando más cava si hace falta y a los diez minutos los tomates cherry y las castañas.
Probamos un poco de la patata o la manzana y si vemos que le falta algo de tomillo y romero le espolvoreamos un poco mas.
Casi al final quitamos el papel y dejamos que se dore la piel, que quede crujiente pero sin quemarse.

Para saber si está se pincha un poco la pechuga con una brocheta y si sale el jugo limpio es que ya está.


Ya solo queda coger una fuente bonita y disponerlo todo para que quede un emplatado

Adornar sin exceso y el resto de la guarnición la pondremos aparte con la salsa restante para que cada comensal se sirva a su gusto.



Si queda algo de pularda ni se os ocurra tirarla, con ello se pueden hacer unas recetas exquisitas como unos ricos canelones, unas fantásticas croquetas, canapés, raviolis, algún pastel salado, empanadilla o incluso algún canapé para otro día de fiesta.
Si no lo vais a usar rápido mejor congelarlo en  cuanto enfríe.
Cuando veáis las posibilidades de las sobras  desearíais que hubiese pesado cinco kilos.




4 comentarios:

  1. Que maravilla... uf. Me encantan esos rellenos de frutos secos y más aún si lleva castañas que son mi preferido... te ha quedado espectacular.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tu visita, felices fiestas. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Con un plato así triunfas seguro. Tiene que estar de muerte¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    http://arruadamontse30.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Hola Mª Teresa, que plato tan espectacular, en la foto se aprecia muy bien lo bueno que te debió quedar. De fiesta!!!! Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.