PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

jueves, 4 de enero de 2018

Maltesers Christmas Cake. Bizcocho Navideño con Maltesers.


Primera receta del año y qué mejor que comenzar con chocolate, uno de los mejores sabores del mundo mundial. Si no existiera habría que inventarlo.

De vez en cuando nos debemos dar un capricho. Por ser las fiestas que son, porque en unos días nos sentiremos culpables por lo comido ( pero que nos quiten lo bailao ), porque ya no nos cabe ni una miguita más y solo nos apetecen verduras y pescaditos, vete tu a saber porque.
Solo sé que a mi ya no me lo cuentan y nos hemos zampado un postre que si vamos a comerlo a una pastelería nos dejan temblando.

Una receta hecha en familia, algo que hacía mucho que no coincidíamos y fue una tarde maravillosa, bueno dos, ya que lo hicimos en dos tardes.

El bizcocho de esta  receta pertenece al libro de Bea Roque, El rincón de Bea,
Un bizcocho que a pesar de la mantequilla que tiene no resulta nada pesado gracias a la buttermilk y al bicarbonato.

Eso si, es un bizcocho que debe hornearse en cuanto hagamos la masa para que los efectos de la combinación de estos dos ingredientes no mermen su efectividad.

Los ingredientes en repostería siempre a menos que se indique en la receta han de estar a temperatura ambiente, huevos, mantequilla, leche, buttermilk, etc...

Como muchos de los bizcochos americanos van cargaditos de mantequilla pero es lo que hay, aún así no resulta para nada mazacote ni apelmazado.

Veremos en las fotos del corte como tiene una miga maravillosa y que al hacer la masa es distinta, tiene más cuerpo y hay que alisarla en el molde antes de hornearla.

Aunque sea una lista de ingredientes un poco larga no es para nada complicado de elaborar.
Vamos a por la receta:

INGREDIENTES:

Bizcocho: DEVIl´S FOOD CAKE.
  • 125 gr. de chocolate de cobertura.
  • 280 gramos de harina tamizada.
  • 1 cucharadita de café de bicarbonato sódico.
  • 250 gr. de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente).
  • 200 gr. de azúcar blanquilla.
  • 200 gr de azúcar moreno.
  • Una pizca de sal.
  • 4 huevos tamaño L
  • 2 cucharaditas de café de extracto de vainilla..
  • 250 ml de buttermilk ( 250 ml de leche entera y una cucharada y media de zumo de limón).
Frosting de chocolate:
  • 280 gr. de chocolate de cobertura negro.
  • 375 gr. de mantequilla en pomada.
  • 350 gr. de azúcar glas.
  • 1 cucharadita de café de extracto de vainilla.
Decoración:
  • 2 bolsas de Maltesers.
  • Chocolate blanco de cobertura ( Opcional).
ELABORACIÓN:


Para el bizcocho: Pecado de chocolate, :)

Derretir el chocolate al baño María o en el microondas de 30 en 30 segundos removiendo y reservando tibio.
Precalentamos el horno a 180 grados.

Engrasamos en mi caso un molde de 24 cm. Bea Roque lo hace en tres moldes desmoldables de 18 cm.
Ponemos en la base del molde papel de hornear.

En un bol tamizamos la harina, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

En otro bol batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta que los ingredientes se integren y quede cremosa.


Añadimos uno a uno los huevos ligeramente batidos y mezclamos con la batidora a velocidad baja.
No agregar el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado.



A continuación añadimos la vainilla.



Incorporamos el chocolate derretido hasta que sea una mezcla uniforme.


Seguimos añadiendo y batiendo a temperatura baja un tercio de la harina tamizada con la mitad del buttermilk. Continuamos con otro tercio más de harina, el resto de la buttermillk y por último la harina restante.


La masa nos tiene que quedar con un color uniforme.





Si escogéis hornearlo en tres moldes como la autora dividimos la masa en tres ( Bea Roque ha hecho tres capas en pastel.
Una vez metidos en los moldes alisar con una espátula, veréis por la consistencia de la masa que hace falta y dar unos golpes contra la mesa de trabajo con el molde para que no se formen burbujas en la masa.
Meter en el horno a la vez los tres moldes durante 30 minutos.



Si el molde es de 24 cm como el mío incorporamos toda la masa al molde y lo horneamos  una hora sin variar la temperatura.
Como mi horno no es de aire puse calor arriba y abajo y tuve que cubrir rápidamente la parte superior con papel de hornear rezando para que no bajase, cosa que no hizo, pero necesitó el doble de tiempo.




La autora nos dice que dejemos reposar el bizcocho/os durante 15 minutos en una rejilla y cuando enfríen los envolvamos en papel film ya que gana en sabor y textura si lo mantenemos así durante unas horas antes de adornarlo.

Nosotros hicimos el bizcocho el sábado tarde y adornamos el pastel el domingo, tuvo 24 horas casi de reposo. Quedó maravilloso.



El sabor y la textura del bizcocho es fantástico.
Se tostó un poco por encima pero no le hizo falta quitar casi nada.

Elaboración  del frosting de chocolate:
Derretimos el chocolate en el microondas o al baño María.
Ponemos la mantequilla en pomada en un bol y la batimos dos minutos.
Incorporamos el azúcar glas de una vez y batimos hasta que quede totalmente integrada y cremosa.
Añadimos el extracto de vainilla y el chocolate derretido.
Batimos hasta que todos los ingredientes queden mezclados.
Si vemos que queda la mezcla un poco blanda podemos meterlo en la nevera unos minutos hasta que tenga más consistencia.


Como hicimos la masa en un solo molde partimos el bizcocho en dos mitades.


El corte quedó perfecto.


Es un bizcocho consistente y que nos permite partirlo sin ningún problema.

Con la cantidad de frosting que hemos hecho es suficiente para poner una capa de relleno y cubrir por completo el bizcocho.
Pensábamos que no iba a ser así y la capa de relleno fue un poco delgada, podíamos haberla hecho mucho más gruesa.


Se cubre un mitad del bizcocho con el frosting con la otra mitad.
Para que quede más lisa hemos puesto la parte inferior de la tarta hacía arriba, así será completamente lisa.


Cubrimos toda el bizcocho con la cobertura y vamos adornando con los Maltesers por los lados y los bordes de la tarta.
El frosting hará que se peguen las bolas de Maltesers sin ningún problema.



En la foto vemos como nos ha sobrado frosting, bueno, nadie nace enseñado, ya lo sabemos para la próxima.


Ya solo nos queda disfrutar de ella.
No meterla en la nevera, no hace falta y endurecería mucho el frosting.


Este es el corte, así apreciáis bien la textura del bizcocho.


Las fotos no tienen mucha calidad, las prisas por la noche, la cena, ya sabéis.

Pero se ve bien como ha quedado y eso es lo importante.
Podéis adornarla como más os guste pero eso si, el bizcocho y la cobertura están para chuparse los dedos.



Solo me queda desearos un :
                            
                            FELIZ AÑO 2018!!


2 comentarios:

  1. Madre del amor hermoso!..si ya sabia yo que me iba a gustar!..
    Joe...puede que incluso te copie fijate lo que te digo..jaja.
    Feliz año!..besazos😘

    ResponderEliminar
  2. espectacular esta tarta, la tendré en cuenta para próximas celebraciones, no se ve nada difícil de hacer

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.