PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

martes, 26 de diciembre de 2017

Cordiales con cabello de ángel.


Este postre es típico de la región de Murcia y de la Vega Baja de Alicante de donde eran mi madre y mi abuela.

No hay Navidad en una casa de la región sin este dulce, mitad almendra, mitad cabello de ángel.

Este dulce tiene la particularidad que aunque hagamos cantidad si no nos lo comemos todos y se ponen duros podremos  meterlos  en el horno con un poco de calor o unos segundos en el microondas y vuelven a ponerse tiernos, eso si, hay que comerlo para que no se vuelvan a endurecer.

Se pueden hacer con obleas que las encontramos en supermercados o sin ellas, en este postre lo importante es que la almendra sea de calidad igual que el cabello de ángel.
Las obleas se ponen en la base y sirve como apoyo al dulce pero si no las tenemos formaremos esa base con un poco de la masa.

Vamos con la receta para que veáis lo sencilla y rápida que es.

INGREDIENTES:

  • 250 gramos de harina de  almendra, grano fino......... Para 400 gramos de harina de almendra.
  • 125 gramos de azúcar....................................................225 gramos de azúcar
  • 2 huevos medianos.( talla M) .........................................3 huevos medianos.
  • Ralladura de medio limón................................................ralladura de un limón.
  • Una cucharada de café rasa de canela..............................un poco más de canela, no pasarse.
  • Cabello de ángel.

ELABORACIÓN:


La elaboración es sencilla y rápida.

Yo he hecho la cantidad de 250 gramos de harina de almendra, si se hiciese otra cantidad hay que llevar cuidado con la cantidad de huevo, siempre se puede añadir al final y mucho mejor añadirlo batido por si no hiciese falta el huevo entero o si vemos la masa muy líquida añadir más almendra (tiene fácil solución)

En un bol echamos la harina de almendra, el azúcar, los huevos y la canela.
Batimos un poco los huevos y comenzamos a mezclar los ingredientes.
Yo lo he hecho primero con un tenedor o una pala de madera.
Parece que le vaya a faltar huevo pero vemos como se va haciendo una masa arenosa hasta que llega un momento que podemos amasar con las manos y formar una bola.



Dejamos reposar la bola de masa durante media hora.
Dividimos la masa en dos y comenzamos a formar bolas pequeñas con una parte de la masa que vamos poniendo encima de una bandeja de horno con papel de hornear.
Para manejar bien la masa podemos irnos mojando las manos, con las manos húmedas no se nos pegará.

El tamaño total de un cordial es de dos bocados, para que más o menos sepáis el tamaño.
Aplastamos un poco las bolas y formamos un hueco en el centro donde echaremos en el un poco de cabello de ángel.
Con la otra mitad de la masa formamos las mismas bolas que aplastamos para cubrir las que tenemos con el cabello de ángel.
Hay que hacerlo con sutileza para que no se rompan y como se ve son como montañitas.

Se les suele poner obleas bajo la masa pero yo no tenía, no es imprescindible, por eso le hago la base de masa también.



Una vez los tengamos todos formados colocamos la bandeja en la mitad del horno y horneamos a 180 º durante 15 minutos si tenéis el horno de aire, dándole un gratinado los últimos 5 minutos para que queden un poco dorados.

El mío es sin ventilador, he puesto el  calor arriba y abajo, la bandeja de horno en la parte central y en los últimos cinco minutos he subido un poco la bandeja, así quedan tiernos pero dorados y crujientes.

Hay que llevar cuidado con los hornos, pensad que si nos pasamos de tiempo o gratinado quedarán muy duros cuando enfríen, mejor blanditos, la almendra no necesita mucho cocinado.





Espero que si no habéis probado estos dulces los hagáis, es un bocado delicioso.

Para guardarlos si se hacen con antelación lo mejor es una caja de galletas con alguna servilleta o papel en el fondo y para cubrirlos, así llegarán a la mesa perfectos.



Una capa fina de almendra y relleno de cabello de ángel.
El sabor del limón y la canela....
Os apetece uno????


                                                  FELIZ NAVIDAD!!!!





4 comentarios:

  1. Anda así que el truco es calentarlos... los he comido pero cuando se ponían duros ya no sabía que hacer con ellos jajajajaja la leche...

    ResponderEliminar
  2. Riquísimos, hace mucho tiempo que no los pruebo. Siempre que íbamos a Murcia a la vuelta solíamos parar a comprarlos en una famosa pastelería de Santomera.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. From Japan; I will give Christmas Illuminations to Tomodachi in the world! https://ryoma2sakamoto.wordpress.com/2017/12/25/from-japan-i-will-give-christmas-illuminations-to-tomodachi-in-the-world/

    ResponderEliminar
  4. tengo muchísima producción de cabello de ángel casero, así que tu receta me viene genial

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.