jueves, 24 de marzo de 2016

Mona de Pascua.


Estas son las típicas monas de Pascua de Alicante.
En mi caso sustituyo la leche por zumo de naranja, hay que aprovechar nuestra huerta y sus productos.

Es la misma receta del roscón de reyes, siempre sale bien.
La masa madre la podemos hacer como indico en la recea, o con más tiempo dejar levar los ingredientes dentro del horno tibio pero apagado.


INGREDIENTES:
PARA LA MASA MADRE:
70 gramos de leche entera.
10 gramos de levadura de panadero.
Una cucharada de café de azúcar.
130 gramos de harina de fuerza, en este caso una harina zamorana que me trajo mi amiga Conchi, pero sino cualquier harina de fuerza.

PARA LA MASA:

60 gramos de zumo de naranja.
70 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
2 huevos medianos
20 gramos de levadura de panadero fresca
Un tapón de agua de azahar.
450 gramos de harina de fuerza, yo del Lidl.
un pellizco de sal.
120 gramos de azúcar glas, con la ralladura de una naranja y de un limón.

PARA DECORARLO:
Unas cucharadas de azúcar normal y zumo de naranja.



PREPARACIÓN:
ELABORACIÓN DE LA MASA MADRE:
Templamos la leche en el microondas y disolvemos la levadura en ella con el azúcar.
Mezclamos con la harina y formamos una bola.
En un bol ponemos agua tibia e introducimos la bola en ella que quedará bajo el agua.
En el momento que suba a la superficie, que tarda unos diez minutos o un poco menos ya tendremos la masa madre hecha.
Sacamos del agua y reservamos.
IMPORTANTE:
Si la dejamos dentro del agua absorberá más líquido y nos hará luego falta más harina, tenedlo en cuenta.

RESTO DE LA MASA:

Templamos el zumo de naranja y disolvemos en el la levadura.
Tamizamos la harina.




En un bol ponemos todos los ingredientes junto con la masa madre que tendremos reservada.
Mezclamos los ingredientes, si tenemos batidora con varillas de masa o pan nos ayudamos con ella, sino a mano, es fácil y rápido.





Ponemos unas gotas de aceite en las manos y en la encimera y volcamos la masa.

Es una masa un poco pegajosa pero el aceite nos ayuda a que no se nos pegue a las manos.
Amasamos y hacemos una bola que volveremos a meter en el bol donde teníamos los ingredientes.
Tapamos con papel film que hemos untado con un poco de aceite y dejamos levar.
He de deciros que yo hasta aquí lo hago por la tarde,normalmente, dejo levar y meto en la nevera toda la noche.Lo saco por la mañana que suele ser domingo y dejo templar sobre una hora.





Una vez que ha templado la sacamos del bol y la ponemos sobre el  mármol con un poco de harina.
Las amasamos un poco  mas y dividimos la masa, en este caso en tres, salen monas medianas o en dos ya monas más grandecitas.

Los dejamos levar sobre una hora , seguramente haga falta algo más de tiempo,pero nos ayuda poner el horno unos minutos a 50 grados, así se templa, se apaga y se meten las monas, esto ayuda a que suban mejor.

Se sacan del horno y se pincelan con huevo batido con cuidado de no apretar el pincel en  la masas para que no se nos deshinche.
Humedecemos el azúcar con unas gotas de zumo de naranja, poco a poco, para no añadir de más.
Ponemos este azúcar a montoncitos por encima de las monas.



EL HORNEADO:

Yo tengo un truco que os cuento.
Pongo el horno a 50 grados y meto las monas, de esta manera suben todavía más, las dejamos  a esta temperatura unos diez minutos.
Luego subo la temperatura a 200 grados y las tengo otros diez minutos, vemos que empiezan a dorarse.
Es el momento de bajar la temperatura a 170 grados, pero también de  taparlas con papel de horno.
Cuando veamos que han cogido un color  precioso, no se nos han quemado los pinchamos con un palillo largo,viendo que sale seco.
Tocándolos un poco notamos que están blanditas pero hechas os lo aseguro.
Apagamos el horno, parecerá que están crudas pero no es verdad.
Una vez fríos vemos que no han quedado secas y que  están suaves y deliciosas por dentro.



Siempre hago más cantidad, no sé que me gusta más si las monas así tal cual, mojadas en leche o cuando se ponen un poco duras si es que llegan hacer un puding con ellas.
Os dejo el enlace del puding , normalmente con manzanas pero con cualquier fruta resulta delicioso.



                                                              PUDING DE MANZANA.




Espero que os decidáis a hacerlo, son un poco elaboradas pero desde luego están deliciosas.

7 comentarios:

  1. No conocía la mona en este formato. La pinta es riquísima!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué ricas, ahora mismo acabo de sacar las mías del horno.
    Felices pascuas.

    ResponderEliminar
  3. Que buenas, me encantan, me recuerdan a las que comía cuando eres niña, hace tanto de eso uuuuufffff, jajajaaja.
    Yo hago lo mismo que tu, siempre me gusta dejar un trozo para que de asiente un poco y hacer pudin,
    Un besote gordo, gordo.

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS SOY VENEZOLANA, EN MI PAÍS EN SEMANA SANTA , SE PREPARA, DULCE DE LECHOSA , ARROZ CON COCO, ME GUSTO MUCHO ESTA RECETA

    ResponderEliminar
  5. Pero mira que están buenas ehh, yo las como todo el año, a veces haciéndolas yo y otras compradas en hornos de toda la vida que están riquísimas también. Buena idea lo de cambiar la leche por el zumo, me quedo una guapa!


    besos

    ResponderEliminar
  6. Muy rica receta te felicito.MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.