miércoles, 16 de septiembre de 2015

Almejas al vino blanco.



Esta es una receta que se hacía muy a menudo en mi casa.
Nos encantaba a todos, sobre todo mojar el pan en la salsita que quedaba al comernos las almejas.


Una receta tan sencilla como deliciosa y perfecta para un aperitivo.
Los que comienzan en la cocina la pueden preparar sin ninguna dificultad y las almejas, chirlas cualquier molusco bivalvo preparado de esta manera resulta delicioso.


Cuando compramos almejas, chirlas, navajas, etc.. y no se van a consumir de inmediato, lo mejor es guardarlas en la malla que traen y envolverlas en un paño mojado en agua y escurrido en la nevera dentro de un recipiente hondo porque soltarán algo de líquido.
Al no sacarlas de la malla no se abren y no se secan.
Si no las comprásemos con malla lo mejor es que queden bien juntas en el paño.
Una hora antes de cocinarlas las dejaremos a remojo con bastante agua fría y sal.
El agua ha de sobrepasarlas, de esta forma respiraran y soltarán la arenilla que lleven dentro y que nos pueden estropear el plato.

INGREDIENTES:


  • 500 gramos de almejas.
  • Una cebolla grande.
  • Dos dientes de ajo.
  • Dos tomates maduros.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Unas ramitas de perejil.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Sal y pimienta.
  • Una pizca de azúcar.

ELABORACIÓN:




Poner las almejas a remojo como he comentado antes.
En una sartén con un poco de aceite doramos la cebolla picada, los dientes de ajo partidos con sal y pimienta.
Una vez pochado agregamos los tomates pelados y picados con una pizca de azúcar. Rectificamos de sal.
Picamos el perejil y echamos la mitad por encima.
Incorporamos el vino y las almejas escurridas del agua donde las teníamos a remojo.
Tapamos la sartén y dejamos unos minutos hasta que veamos que se han abierto.
Esparcimos por encima el resto del perejil.
Ya están listas para comer y disfrutar.



Ya veis que sencillo y rico es esta receta.
Estoy segura que es la preferida en más de una casa.

Y vosotr@s como la hacéis?

8 comentarios:

  1. Buenos consejos para guardar las almejas! Yo no sabía hacerlo y me limitaba a comprarlas la misma mañana, es decir, que un domingo no se veían almejas por casa... jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, me alegro que te haya venido bien el consejo, ya veras que bien se conservan y las puedes disfrutar los días festivos también.
      Besitos y muchas gracias por pasarte por mi cocina.

      Eliminar
  2. Que buenas, si me pongo delante de esa fuente no dejo ni una.
    Un besazo muy fuerte MAESTRA

    ResponderEliminar
  3. Que ricas, me encanta esta receta! Un besazo.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. A mi me gustan mucho, me parece un plato de lo mas rico y una tapa ideal para poner como aperitivo. Pero en casa solo las comen en la sopa. Así que si hay hueco en tu mesa, me apunto.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Ole, ole y ole esas almejas que quitan el sentido! Hasta aquí me llega el olorcito!! Mmmmmm....Mmmmm.... Me voy a llevar con tu permiso la receta para tenerla a buen recaudo, me gustaría hacerla prontito.Encima ese truquillo que nos das es una maravilla, yo no sabía que se tenían que guardar así. Hay que ver lo mucho que aprendemos de ti, maestra!!! :-D
    Mil besitos guapísima

    ResponderEliminar
  6. Pinnnnnntacaaaaa que tienen, estas me las cocino yo el fin de semana!!! Besos

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.