sábado, 16 de mayo de 2015

Pastel de lubina y gambas


Hace tiempo que me apetecía hacer un pastel o terrina de pescado.
He visto muchas recetas en revistas, internet, etc... pero al ver de nuevo la receta de Catalina, Cocina con Catalina y la de Conchi, El puchero de la bruja me decidí a hacerla.

Los ingredientes son parecidos, al pescado escogido, normalmente se le añade gambas , Catalina le añade también  los palitos de surimi, que aportan mucho sabor junto con el tomate, la nata, que Catalina sustituye por queso fresco, todo un acierto y pocos ingredientes más.
Conchi escoge el cabracho, hervido en agua con laurel y cebolla. El sabor de este pescado es intenso y al hacerlo de esta manera conseguimos dos cosas, que nos quede un rico fume de pescado y que el pescado quede muy jugoso para el pastel.
En cuanto al pescado, cualquier pescado blanco con bastante molla y con las menos espinas posibles no hará más fácil el separar las mollas de la piel y espinas.
La elaboración no puede ser más sencilla y el resultado muy vistoso y con un gran sabor.
Se sirve bien frío y se acompaña en forma de montaditos, junto con ensalada que le aporta frescor o con pan untado con mayonesa y pepinillos en vinagre o algún brote de rábano picante.

Esta es mi receta.

INGREDIENTES:
  • Una lubina de ración para dos personas.
  • Una bolsa de colas de gambones congelados de 350 gramos.
  • 12- 14 palitos de surimi.
  • 150 gramos de queso fresco.
  • 50 ml de nata o leche evaporada.
  • 5 huevos talla M.
  • Sal y pimienta blanca o negra.
ELABORACIÓN:



Calentamos el horno a 180 - 200 grados mientras preparamos la terrina.
Mezclamos el queso, los huevos, la leche evaporada junto con la sal y la pimienta.
Como hace Catalina de una manera rápida y sencilla cocemos el pescado en el microondas el pescado con un poco de sal en un plato tapado con papel film dejando un hueco para que salga el vapor durante cinco minutos.
Dejamos enfriar.
Pasamos las colas de gambas por una sartén , si fuese necesario  añadimos a malas penas un poco de aceite y una pizca de sal.
Descongelamos y picamos finamente o como queramos encontrar luego el surimi.



Desmenuzamos el pescado al que hemos separado de piel y espinas, junto con el surimi y las colas de gambas  partidas.
Echamos al bol donde hemos mezclado los huevos, queso, etc...
Forramos un molde con papel de horno sulfirizado y echamos en el toda la mezcla del bol.


He usado toda la hoja de papel sulfurizado para que luego lo sobrante de los extremos lo podamos doblar y quede por encima, así evitaremos que se nos queme por encima  o dore demasiado y no nos entre agua del baño maría.




Metemos el molde en un repiciente mayor al que le añadimos unos dedos de agua.
Introducimos en el la terrina y si hace falta añadimos algo más de agua al primer recipiente, ha de llegar el agua a la mitad de la terrina.

Dejamos cocer durante 45 minutos, en ese momento pinchamos con un palillo la terrina para comprobar que sale limpio, sino fuese así seguimos unos minutos más hasta ver que está hecho.
Si no lo dejamos el tiempo suficiente quedará poco hecho y al intentar partirlo se nos rompería.



En mi pastel no se ve uniforme al partirlo y es porque lleva muchos tropezones.
Si queremos que quede el interior más homogéneo triturar por ejemplo el pescado y el surimi  dejando solo las gambas a trozos.
Yo lo haré en la próxima ocasión.
Esperamos a que enfríe para desmoldarlo.


Una vez fuera del molde podemos adornarlo como más nos guste, con algo de lechuga, mayonesa, lactonesa, salsa de rábano picante, etc...

Se conserva varios días envuelto en papel film en la nevera, siendo ideal para una comida de amigos o familia.




12 comentarios:

  1. te ha quedado espectacular ¡¡¡¡¡¡ que rica y que fresquita ahora para el verano, besitos

    ResponderEliminar
  2. Me encantan el resultado de estos pasteles de pescado, da casi igual el elegido, por que siempre quedan como dice Catalina: ¡Espectaculares!

    ¡Felicidades! Tiene una pinta riquísima. Sí, ya sé que es lo que decimos siempre, pero es verdad.

    B7sssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, es verdad, lo decimos siempre, pero estas terrinas o pasteles es difícil que no queden ricos.
      Gracias por pasar por mi cocina, besitos

      Eliminar
  3. A mi me gusta tal como lo pones con muchos tropezones, mas natural.Gracias por compartirlo.Bssss

    ResponderEliminar
  4. El pastel que has preparado se ve sensancional con ese colorcito y ese emplatado!!! Es de 10!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado estupendo y el corte precioso, la próxima vez lo haré así, sni triturar, me parece muy original.
    Un beso muy fuerte MAESTRA

    ResponderEliminar
  6. Que receta mas rica te has lucido me encanta
    .MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ResponderEliminar
  7. Que cosa tan buena y que pinta tiene. Te la cojo prestada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Riquísimo Teresa!, y para este tiempo que nos viene de calor me encanta como cena. Yo suelo hacerlo en el microondas, pendiente de publicar tengo uno y es que el resultado es tan bueno para lo sencillo que es verdad?.
    Lo de ponerle el queso fresco me ha gustado mucho. Tomo nota.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. una idea genial!!! menuda pintaza tiene!!!
    perfecto para el verano!

    un besazo

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado delicioso, y con esa salsa me encanta, besos

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.