jueves, 25 de septiembre de 2014

Ensaladilla rusa.





Perfecta para un aperitivo, una cena fría o un buffet para que cada comensal vaya comiendo de varios platos según le apetezca.
Esta última opción, la del buffet es la que más me gusta hacer cuando tengo invitados, me permite sentarme a comer sin estar yendo y viendo de la cocina y disfrutar tanto de la comida como de los amigos.

Es muy, muy sencilla, no le hacen falta más ingredientes, no es pesada y ya quisieran muchos bares de tapas tenerla.

Ingredientes:
  • 4 ó 5 patatas gorditas pero de buena  calidad, si no las tenéis así, mejor no hacer el plato
  • 2  zanahorias peladas.
  • Picado de zanahoria y pepinillo en vinagre que  venden en botes o pepinillos en vinagre muy picados.
  • 4 huevos cocidos duros
  • 3 latas de atún en aceite
  • Un bote de olivas rellenas de anchoa sin hueso
  • Aceite, vinagre, sal
  • Mayonesa




Preparación:.
Hervir los huevos hasta que queden duros, enfriar, pelar y reservar.
Cortar las patatas y las zanahorias en cuadraditos pequeños y hervilos al dente con agua y sal.
Una vez cocidas pasarlas a una fuente y dejar enfriar para que se evapore el agua.
Este paso es muy importante para que luego la patata no suelte agua y la ensaladilla quede con caldo.
Chafar la patata y la zanahoria, añadirle un poco de aceite y mezclarlo con el picadillo de zanahoria y pepinillo escurrido.
Este paso es muy importante para que luego la ensaladilla tenga mucho más gusto, os lo aseguro.
Añadir el atún, los huevos duros picados y las olivas partidas en dos partes o cuatro según queramos encontrarlas.
Mezclamos todo bien y probamos, seguramente a pesar de haberle puesto el atún le hará falta más aceite, quizás algo de sal y vinagre.
Este paso es imprescindible aunque le vayamos a poner mayonesa, le da más sabor y más jugosidad.

Es el momento de añadir la mayonesa, solo dos cucharadas soperas, así no nos pasamos y luego a la hora de servirla cada comensal si quisiere que se añada un poco más, pero os digo que no hace falta.

Metemos en el frigorífico y dejamos enfriar unas dos horas.





Podemos servirla dándole forma con aros de emplatar, en este caso es cuadrado, la yema del huevo duro rallado y con los cortadores del fondant darle formas al pimiento o como más nos guste.
Queda muy bien la presentación poniendo en hojas de endivias una cucharada de ensaladilla y adornandola con la cola de una gamba pelada.
Es cuestión de usar lo que tenemos en casa y la imaginación.

¿Y vosotros como lo hacéis?



sábado, 20 de septiembre de 2014

Cerdo con salsa de cebolla guisado en olla express.




Esta es una de esas recetas que pasa de madres a hijas y en mi caso me la ha pasado una buena amiga.
Como ella me dijo se hace con la cabeza de lomo de cerdo que aunque la veamos con grasa al hacerla de esta manera se deshace y filtra por la carne dejándola muy jugosa.
Ideal para comer tanto fría como templada, además resulta muy económica.
Se acompaña de una salsa de cebollas que se hace junto con la carne.
La carne una vez hecha os aconsejo como me dijo mi amiga Victoria no mezclarla con la salsa, nos vale perfectamente para hacer sandwich.
La salsa queda ideal también con unas patatas o verdura al horno o hervida, es como una muselina ligera y perfecta para regímenes de adelgazamiento

Su elaboración no puede ser más fácil y rápida.

INGREDIENTES:

1 kilo de carne de cabeza de lomo
Hilo para bridar la carne
2 kilos de cebollas a rodajas o en juliana.
10 bolas de pimienta en grano.
5 o 6 dientes de ajo.
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Sal pimienta en polvo, nuez moscada.
2 hojas de laurel.
1  vaso de vino blanco.
Agua.
Olla express.

ELABORACIÓN:


Bridar la carne o pedirle al carnicero que lo haga.
Salpimentar y sellar la carne en la olla express ( en mi caso uso la olla FUTURA de
DISHA )




Ahora es el turno de la cebolla que aunque parezca mucha cantidad no lo es.
Siempre el doble de cebolla que de carne, así es como lo hacía la madre de mi amiga y así me lo ha contado ella.
Partir preferiblemente en rodajas la cebolla, sin freírla echarla encima de la carne en la olla, junto con el laurel, los dientes de ajo, las bolas de pimienta, la nuez moscada en polvo ( a vuestro gusto), la sal, el vaso de vino blanco y agua hasta cubrir .


Cerramos la olla y cocinamos sobre medía hora, va a depender del tipo de olla express, las hay super rápidas.
Un consejo, abrimos a los 25 minutos o media hora y si vemos que necesitamos 5 ó 10 minutos más cerramos y cocinamos, todo va a depender del grosor de la carne.
Cuando esté hecha sacamos la carne y dejamos la salsa en el la olla.
Metemos la carne tapada con papel film en la nevera, fría nos será más fácil de cortar fina.
Ponemos de nuevo al fuego la salsa, esta vez con la tapadera abierta y reducimos el caldo.


Cuando haya reducido el caldo sacamos la hoja de laurel, las bolas de pimienta y las pieles de los ajos y trituramos.
Si aún así la queremos más espesa volvemos a reducir cuidando que no se agarre al fondo.
Rectificamos de sal  y especias si fuese necesario.
Sacamos la carne de la nevera, cortamos en rodajas finas, dejamos templar a temperatura ambiente la carne y le ponemos un poco de salsa por encima o aparte , como más nos guste.



Yo he acompañado la carne y la salsa con unas patatas fritas con romero a rodajas y chirivia cortada muy fina que freiremos junto con las patatas.



Decoramos la salsa con unas gotas de nata, arrastrando un palillo de una punta a otra de las gotas formando así corazones.




Una receta muy sencilla, perfecta para principiantes y para esos días que no tenemos mucho tiempo para dedicarle a la cocina.

Agradecer a mi amiga Victoria la receta de esta carne, que ella acompaña con un puré  manzanas que  pondremos otro día.