sábado, 23 de agosto de 2014

Tortilla de berenjena




La berenjena no solo está buena, además es beneficiosa para nuestro organismo. Entre otras propiedades, reduce el colesterol, previene la arteriosclerosis y mejora la circulación.
Es perfecta para dietas de adelgazamiento porque es baja en calorías y tiene un alto contenido en agua.
Pincha AQUÍ para saber más acerca de sus propiedades.
No solo hay que comer, hay que saber qué se come y cómo.
Para dietas de adelgazamiento es preferible no hacerla frita, porque absorbe mucho aceite, pero al horno o a la plancha resulta ideal. Tampoco es recomendable comerla cruda.
Para hacerlas como veis en la foto debeis comprarlas grandes y  partirlas en rodajas gruesas.

INGREDIENTES: (para dos personas)

Una berenjena grande.
Una cebolla picada pequeña.
Dos huevos.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal, pimienta, nuez moscada.


ELABORACIÓN:



Partid las berenjenas en rodajas gruesas.
Poned en un bol las rodajas cubiertas con agua y un puñado de sal durante una hora.
Sacad y ponedlas en una placa de horno con un poco de aceite.
Meted al horno hasta que estén casi hechas.
Vaciadlas dejando unos 3mm. por todo el contorno y en el fondo a modo de cuenco para que  el relleno no se  salga.
Picad la carne de la berenjena que hemos vaciado.
Freíd la cebolla en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.
Incorporad la carne de la berenjena  al sofrito de cebolla.
Añadid nuez moscada.
Batid los huevos e incorporar la verdura de la sartén.
Rellenad con la mezcla las berenjenas y horneadlas hasta que el huevo esté cuajado  y dorado por encima.





Hecha de esta manera resulta ideal para que cada cual coja las porciones que vaya a consumir.




Perfectas para servir en un buffet.

Una vez hechas se pueden servir sobre una torta de pan, pudiéndolas así coger  con la mano.

Espero que la idea os haya gustado.

El resultado es  como un puding de berenjena pero sin harina.

lunes, 18 de agosto de 2014

Pollo con salsa de hierbas, limón y aceitunas.



Si pensaba que una receta con pollo ya no me podía sorprender, estaba equivocada.
Lo cocino muy a menudo, porque es barato, bajo en grasas y además, se puede preparar de mil maneras.
Esta en concreto, se hace en cazuela. Nada de olla exprés. No nos llevará más de una hora preparar los ingredientes y cocinarlo. El resultado no hay más que verlo en la foto.

INGREDIENTES:

  • 4 muslos de pollo.
  • 1 cebolla grande en juliana.
  • 2 cucharadas de aceitunas verdes partidas.
  • 2 cucharadas de aceitunas moradas.
  • 1 cucharada de aceitunas del cuquillo.
  • 1 zanahoria partida a rodajas.
  • 1 cucharada de pasas de Corinto.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 tomate maduro pequeño.
  • 1 trozo de piel de limón.
  • 1 ramita de perejil.
  • 1 ramita de tomillo.
  • 1 ramita de romero.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.



ELABORACIÓN:

Haced dos cortes en forma de cruz en el tomate y escaldadlo dos o tres minutos, sacad y pelad.
Remojad las pasas en agua.
Freid la cebolla junto con el ajo.
Dorad el pollo y reservad.




Freíd el tomate, la zanahoria, las olivas, las hierbas, la  piel de limón y las pasas con sal y pimienta.
Dejad cocer con la cazuela tapada diez minutos.
Añadid el pollo, la cebolla y los ajos reservados.

Añadid un vaso de agua, tapad y dejad cocer todo unos quince o veinte minutos , hasta que veamos que la salsa cambia de color.
Apagad el fuego y dejad reposar.




El sabor que dan  las distintas variedades de olivas junto con la piel del limón y las hierbas
lo hacen delicioso.
Acompañad de patatas fritas, arroz blanco o lo que más os guste.




Espero que os haya gustado, no dejéis de hacerlo.



                                                                                                                 Lecturas, Cocina mediterránea.

sábado, 16 de agosto de 2014

Ensalada de alubias blancas con aliño de olivas y encurtidos.



En verano tenemos pocas ganas de cocinar y  los que seguimos trabajando, menos todavía.
Es un plato sencillo, perfecto para los que empiezan a cocinar.
Para que sea más rápido lo hacemos con alubias ya cocidas y solo habrá que  trocear las verduras, aliñar y dejar enfriar unas horas . Es un plato que mejora mucho de un día para otro.

INGREDIENTES:

4 Huevos duros.
2 botes de alubias blancas cocidas de buena calidad.
Medio pimiento verde.
Medio pimiento rojo.
2 Cebolletas tiernas o una cebolla grande.
1 Tomate maduro pero firme grande.
3 ó 4 latas de atún de aceite.
1 bote de olivas rellenas de anchoa.
Un puñado de olivas verdes partidas, moradas, de cuquillo y algo de variantes en vinagre.
Sal, aceite de oliva virgen extra y vinagre.




ELABORACIÓN:

Lavamos las alubias en un colador.
Escurrimos y echamos en un bol.
Troceamos los pimientos, la  cebolla, las olivas y los huevos duros a nuestro gusto.
Echamos sal al gusto pero teniendo en cuenta que el atún ya está algo salado, es mejor rectificar una vez tengamos todo frío y se hayan mezclado los sabores.
Abrimos y echamos el atún con su aceite.
Hacemos una vinagreta con  aceite, vinagre, olivas y los encurtidos removiéndolo   con el tenedor, veremos como se liga y se mezclan  los sabores.
Echamos la vinagreta y removemos.
Tapamos con papel film y metemos en la nevera.

NOTA:
Con el poco tiempo que hay  prefiero comprar  alubias ya cocidas, las hay de muy buena calidad, que no se deshacen y nos quitan mucho trabajo.
Para adelantar se pueden tener preparados los ingredientes en la nevera, así solo es mezclar y servir.