PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

viernes, 21 de junio de 2013

Tarta de chocolate con relleno de fresas para Laura





Una tarta muy especial, para el cumpleaños de mi hija Laura.

Tenía que ser una sorpresa, para una fiesta en la playa con sus amigos, que aguantase el calor y el traqueteo.
Ya sabéis que aquí son hogueras, Las Hogueras de San Juan y se celebra mucho en la playa.
Por la noche siempre están llenas de gente, sobre todo jóvenes pasándoselo bien.
Y ahí tenía que llegar la tarta, por lo que me dicen aguantó bien y les gustó mucho.

Os comento como la he hecho, como siempre con poco tiempo pero eso si, con todo el cariño del mundo.

INGREDIENTES PARA UN BIZCOCHO DE YOGURT DE CHOCOLATE:

  • Un yogurt narutal
  • Dos de azúcar.
  • Tres de harina, yo suelo poner uno y medio de maicena y uno y medio de harina de repostería, así sale más esponjoso.
  • Uno de aceite de girasol.
  • Tres huevos.
  • Un sobre de levadura Royal.
  • Casi un yogurt de cacao en polvo, Colacao, Nesquick, o lo que uséis para los desayunos.
ELABORACIÓN:

Es el bizcocho más fácil del mundo mundial, se hace casi sólo.

Precalentamos el horno a 180 grados.
Se hecha en un bol el yogurt natural junto con los dos de azúcar y batimos.
Incorporamos los tres huevos, seguimos batiendo.
A continuación las harinas, si no tenéis de la de Maicena, poned sólo la de repostería pero tamizada con un colador y mezclada con ellas la levadura.
Por último el aceite y el cacao.
Batimos toda la mezcla hasta que se incorporen a la masa la harina, la levadura y el cacao.

Untamos el molde donde vayamos a hacer el bizcocho con mantequilla y un poco de harina, que ésta se impregne bien por el molde para que no se pegue el bizcocho.
Horneamos unos 35 minutos a 180º, pero comprobando que el palillo sale limpio, no dejarlo mucho más tiempo que no salga un bizcocho muy seco.

Una vez horneado, se saca del molde y se deja enfriar.
Cuando voy a partir un bizcocho para rellenar, lo meto en la nevera, por lo menos dos horas, así se parte mucho mejor.

Este lo he hecho alargado, con molde de plum cake porque era de esta forma el porta tartas que tengo y lo he tenido que hacer a su tamaño.

Una vez frío se corta por  la mitad con un buen cuchillo de sierra o como soláis hacerlo.

He usado para el relleno fresas, las he partido en láminas y he hecho un almíbar, con 100 ml de agua y tres cucharadas soperas de azúcar.
Dejamos que hierva y que reduzca un poco.
Una vez el almíbar templado metemos las fresas fileteadas para que impregnen bien del almíbar.
Untamos las dos partes del bizcocho con este almíbar ya con sabor a fresa.
En una de las mitades ponemos una capa con las fresas, ya estarán más blanditas pero firmes, que esa es la consistencia que quiero y además nos permite que la capa sea uniforme.



UN TRUCO  importante para que luego la capa superior del bizcocho sea completamente recta, ponemos la parte inferior del bizcocho como parte superior de la tarta, así el éxito está asegurado y no tenemos el problema de que el bizcocho tenga que subir completamente recto.
Al hacerlo si nos queda un poco subido del centro, lo igualamos  con un cuchillo  dejándolo  liso para que asiente bien luego en el recipiente donde vaya.

Ahora cubrimos con la otra mitad también empapada con el almíbar y lo tenemos listo para cubrir con el chocolate.

Para la cobertura de chocolate he usado una pastilla de cobertura de la marca Lidl, es más barato y está muy bueno,
En un bol lo echamos partido con una cucharada de mantequilla y 100 ml de nata para montar.
Lo metemos en el microondas y lo tenemos un minuto a máxima potencia, lo sacamos y le damos vueltas con una espátula, si vemos que le falta más calor para que se integre todo bien, lo vamos metiendo otra vez, esta vez a tiempos de 30 segundos siempre sacando y removiendo con la espátula.
Veréis que brillante queda.
Se va echando por encima del bizcocho y con la espátula vamos haciendo que lo cubra todo, por encima y por los laterales.
En este paso lo metemos en la nevera unas tres horas por lo menos, así la capa de chocolate endurecerá.

Como paso final, si queremos cubrir como este con granulado de chocolate y coco o cualquier otra cosa que queramos que quede pegado, sólo hay que hacer de nuevo el paso del chocolate, poner otra capa más final por todo el bizcocho y antes de que enfríe espolvorearlo con el granulado, así quedará pegado y no caerá.
Ahora sí, para fijar esta última capa  bien, meter otra vez en el frigorífico.

Cómo veis es más laborioso escribirlo que hacerlo.

     
Según cuentan las crónicas de esa noche, la fiesta fue un éxito, y el bizcocho gustó, llegó sano y salvo y no quedó ni una pizca de chocolate en el recipiente.
De esto último doy fe, ya que llegó completamente vacío.


AGRADAMIENTOS:

A Pablo Molina y a Laura Pérez por tener la idea y ayudarme a llevarla a cabo y a todos los amigos que asistieron y que hicieron que fuese una noche inolvidable para  mi hija.
Un beso a todos.

martes, 18 de junio de 2013

Hojaldre de manzana y pasas











Un postre para principiantes, con pocos ingredientes y que seguro tenemos todos por casa.
Admite la fruta que queramos pero que no suelte mucha agua, ya que el hojaldre se empaparía y no quedaría crujiente.
En mi caso he utilizado manzanas, que para los postres son ideales.

No nos vamos a complicar la vida haciendo una masa de hojaldre, se compra hecha ya que están a muy buen precio tanto fresca como congelada.

Aquí va la receta.

INGREDIENTES:

  • Una plancha de hojaldre.
  • Tres manzanas.
  • Un puñado de pasas sultanas.
  • Un poco de mantequilla.
  • Azúcar blanca o morena.
  • Un huevo.


PREPARACIÓN:

Pelamos las manzanas y las ponemos en una sartén con un poco de mantequilla y azúcar.
Dejamos que se hagan y cojan un poco de color y sabor, unos cinco minutos.
Apartamos y dejamos que enfríen.

Yo uso una buena sartén, en concreto la Marca TEFAL, es la marca que hemos usado siempre  en casa.
Gracias a su revestimiento antiadherente me permite cocinar con poca grasa y eso para mi es muy importante.



En la sartén ponemos una cucharada de mantequilla, las manzanas peladas, quitadas las semillas y cortadas a gajos junto con dos cucharadas de azúcar.
Remojaremos las pasas con agua o licor y las añadiremos a las manzanas.
Dejamos que se doren y caramelicen , apartamos dejando que se enfríen.

A continuación desenrollamos la plancha de hojaldre, le hacemos unos cortes como veis en la foto, pero sin llegar al centro que es donde pondremos el relleno.



Pondremos en la parte central las manzanas y las pasas caramelizadas e iremos superponiendo las tiras que hemos cortado en los laterales de la masa formando una rejilla y doblando al final los extremos hacía arriba, de esta manera no se nos saldrá el relleno.



Es hora de batir el huevo y pincelar el hojaldre con él, echaremos por encima también azúcar para que así el dorado final sea exquisito.

Horneamos a 250 grados hasta que el hojaldre suba y dore.

Aquí tenéis un sencillo paso a paso y el resultado final.

Fácil  ¿verdad?