miércoles, 31 de octubre de 2012

Lasaña de verdura y carne. Calabacines rellenos y Halloween.






La lasaña es un plato perfecto para aprovechar ese fondo de nevera que tenemos y que combinandolo  formam un plato completo y rico.

Con este fondo de nevera he hecho dos preparaciones, una para calabacines luna que tenía y otra para la lasaña.
Aprovechamos de esta manera el gasto de luz o butano haciendo dos platos a la vez   y nuestro tiempo.


Aquí tenéis una muestra:

INGREDIENTES:
1.-Para el relleno de la lasaña y los calabacines
  • Tres cebollas picadas.
  • Un calabacín picado.
  • Cuatro zanahorias picadas.
  • Un puerro partido por la mitad y picado.
  • Seis champiñones partidos y picados.
  • Dos ajos picados.
  • 400 gramos de carne de ternera picada.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal, pimienta, nuez moscada.
  • Un bote de 250 gramos de tomate triturado.
  • Un buen chorro de coñac para flambear.
  • Un pellizco de azúcar.
2.-Para los calabacines luna rellenos:
  • Cuatro calabacines luna.
  • Pan rallado 
  • Queso para tierno rallado.
3.- Para la lasaña.
  • Dos paquetes de lasaña
  • Bechamel
  • Queso rallado.
4.-Ingredientes para hacer la salsa bechamel:
  • Un litro de leche
  • 60 gramos de mantequilla.
  • 60 gramos de harina de trigo
  • Nuez moscada
  • sal.
  • Pimienta negra
ELABORACIÓN:
1.- Relleno de los calabacines y la lasaña:

Ponemos aceite de oliva virgen en una sartén.
Como veis yo he utilizado una honda, Es mucha cantidad de verdura.
Añadimos la verdura con sal ,  pimienta y los dientes de ajo picados.

Sofreír todo a fuego bajo, no queremos que se nos queme.
Me gusta notar los trozos de la verdura luego en la bechamel, bien hecha pero no pasada.



Apartamos la verdura una vez hecha.

Es momento de poner la carne picada con el aceite que ha quedado en la sartén
Le añadimos un poco de pimienta y nuez moscada.
NOTA: Nunca le echo sal cuando voy a freír la carne, de esta forma no pierde sus jugos. Siempre se le pone al final.

Una vez frita se le echa el chorro de coñac y se prende fuego,  flambeandola.
Cuando se ha consumido el coñac y ya no hay fuego es cuando hay que sazonar con la sal la carne.
Reservamos con la verdura.

Incorporamos a la sartén el tomate triturado, este si, con su sal y un poco de azúcar, de esta manera le quitamos la acidez que pueda tener.


Dejamos aparte el tomate ya frito.


Mezclamos en la sartén la verdura y la carne que ya habíamos sofrito a fuego bajo para que se mezclen los gustos.

Reservamos.








2.-Los calabacines los vaciamos como veis en la foto , sin llegar al final para que no se salga el relleno por debajo.
Los ponemos en una fuente con un dedo de agua y un poco de sal.

Los cubrimos con papel film y al papel le hacemos unos agujeros con un tenedor para que escape el vapor por ellos.
Los tendremos unos 7 minutos más o menos o hasta que estén casi hechos.
Una vez blandos los sacamos y los dejamos enfriar para rellenarlos.







Los rellenamos con la mezcla de carne y verduras y un poco de tomate frito, le espolvoreamos pan rallado y queso rayado.
Los introducimos en el horno sobre 10 minutos más dejando que se dore la capa superior , si es necesario pondremos el grill o gratinador.
3.-Para la lasaña, cogemos el paquete de la lasaña  y seguimos sus instrucciones para dejar hecha la pasta.

4.-A continuación hacemos la bechamel:
Tamizamos la harina y calentamos la leche.
En un cazo derretimos la mantequilla, echamos la harina y dejamos que se haga, así no sabrá a cruda la salsa.
Echamos  la tercera parte de la leche y mezclamos, no han de quedar grumos.
Un buen truco para que desaparezcan rápido esos grumos es meter la batidora y batirlos unos
                                                                                    hasta que desaparezcan.
                                                                                    Con una espátula de madera iremos removiendo
                                                                                    hasta que vaya espesando.
 Añadiremos  un poco de sal , nuez moscada y pimienta negra.
Si es necesario porque la vemos muy espesa añadir el resto de la leche poco a poco, según nos guste.

MONTAJE DE LA LASAÑA.
Montamos la lasaña, poniendo en la base un poco de tomate frito.
A continuación una capa de la pasta y encima de esta la mezcla de verdura y carne, así hasta acabar tener las capas que deseemos.
Acabamos con una de la pasta, la bechamel por encima y lo último el queso rallado.
Ya la tenemos dispuesta para meter al horno y calentar y gratinar.


Así han quedado los calabacines rellenos dispuestos para la cena de Halloween.
Ya sé que no es una costumbre española, pero y que más da.
Tenemos las nuestras y las que nos traen de fuera, nos divierten y nos hacen evadirnos por un rato o una noche de los problemas cotidianos que no son pocos.
Estos no asustan y están muy ricos.

                                                        FELIZ HALLOWEEN.


martes, 23 de octubre de 2012

Patatas con salsa strogonoff.


En Alicante hay un pub llamado Flamingo, ambientado como un pub inglés que ya es una referencia en nuestra ciudad.
Desde los 16 años y ya tengo cincuenta, voy de vez en cuando por allí y sigue exactamente igual, las mismas pinturas en las paredes, su barra, su carta, sus magníficas cervezas y su whisky.
Es un lugar muy entrañable donde hemos pasado muchos momentos con amigos y más tarde con la familia.
Después de una cena, bien acompañada y con un buen whisky, para mí con un hielo y tomándolo despacito es todo un lujo.

En este pub nos encanta comer sus patatas con salsa strogonoff, vamos que no faltan cada vez que vamos en nuestra mesa.
Llevaba tiempo queriendo saber la receta, pero claro, allí no te la dicen ni muertos.
Una amiga, Patricia Cortés del blog  "La cocina de Pat y Rubén", me comentó que ella tenía la receta, la auténtica.
No sé si será la auténtica pero que se parece, os aseguro que muchísimo, en casa somos forofos de esas patatas y mi hijo el número uno y si él no se queja es que hemos acertado de pleno con la receta.
Aquí os la pongo:



INGREDIENTES:

  • Patatas cortadas finas listas para freír, o congeladas ya cortadas.
  • Un paquete pequeño de nata para cocinar.
  • Unos c100g de carne picada de ternera.
  • Un poquito de Pedro Ximenez.
  • Sal, pimienta y nuez moscada.
  • Aceite de oliva o girasol.

ELABORACIÓN:

Se fríen las patatas y se reservan en papel absorbente.
En una sartén se pone un chorrito de aceite y echa la carne picada, se fríe con  pimienta y se le añade un poco de nuez moscada.
Una vez sofrita echadle un chorrito de Pedro Ximenez, un poco nada más, que le dé gusto y es entonces cuando le ponemos un poco de sal.
Cuando se haya evaporado el Pedro Ximenez es cuando hay que añadir la nata.
Se le dan una vueltas y dejamos que espese un poco, pero lo justo para que queden cremosas.
Esta salsa se le echa por encima de las patatas que ya teníamos listas y  saladas.

Os pongo una foto de las patatas que he encontrado por Internet, en el pub.


No dejéis de hacerlas, os van a gustar y sorprender.

sábado, 20 de octubre de 2012

Menestra de verduras con congelados

                                                                       


Una menestra hecha con congelados y muy baratos, con estas cantidades hemos comido siete personas.
Como veis en la foto ni están resecos, ni le falta nada o si os apetece otro tipo de ingrediente, como por ejemplo, coles de Bruselas es cuestión de añadirlo...
Una manera fácil, sencilla, sólo requiere un poquito de tiempo pero con este resultado merece la pena el tiempo empleado.

Son tiempos de crisis y hay que agudizar el ingenio para seguir comiendo sano y variado.
Esta es mi propuesta:

INGREDIENTES: Os pongo en que supermercado he comprado las verduras congeladas

  • 4 cebollas grandes partidas en trozos medianos.
  • 4 ó 5 dientes de ajo partidos un poco por el centro.
  • Una bolsa de menestra suprema, 750g, del supermercado Lidl.
  • Media bolsa de habas finas, Mercadona.
  • 250g de judías anchas congeladas de la marca Lidl.
  • Sal y pimienta.
  • Una pastilla de caldo.
  • Un chorro de vino blanco.
  • Un poco de agua.
  • Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:



En las fotos se ve con claridad el paso a paso.
Troceamos las cebollas en trozos no muy pequeños, ya que queremos que se noten al final.
Partimos los dientes de ajo por la mitad pero no del todo, parecen muchos , pero sólo van a dar el sabor y es mucha cantidad de verdura.

Echamos un dos o tres cucharadas de aceite en la sartén y empezamos friendo las cebollas y los ajos.
Cuando se hayan frito un poco las apartamos.
Las habas y las judías planas las ponemos en un bol con un poco de agua, las introducimos en el microondas y las dejamos unos ocho minutos a  800W , así quedarán  más tiernas.
Apartamos en un plato la cebolla, dejando los ajos en la sartén y freímos las habas y las judías unos minutos, apartándolas también cuando estén.

                                                                     
   

A continuación, en la misma sartén echamos la bolsa de menestra congelada, no hace falta descongelarla.
La dejamos que  se haga añadiéndole sal y pimienta también.
Cuando esta a  mitad de cocción le añadimos las verduras ya sofritas y mezclamos.
Ponemos el vino blanco y unos dos dedos de un vaso de agua.
Desmenuzamos la pastilla de caldo por encima de la verdura.
Le damos una vuelta a todo  y tapamos dejando que se mezclen los sabores y el caldo se evapore pero que cueza las verduras.
Hay que probar al rato y si no están todavía lo tiernas que deseamos añadir un poco más de vino y agua.

                                                                                 

Como veis es muy sencillo y económico, sólo necesita un poco de tiempo.
Suelo hacer para dos veces y la verdad es que se agradece.
¿Que os ha parecido? Fácil, ¿verdad?


jueves, 11 de octubre de 2012

Gazpacho manchego




¿Quién no conoce el gazpacho andaluz?
Creo que todo el mundo, es más, aunque le preguntes a alguien de fuera, seguro que  lo conoce.
Otra cosa es el gazpacho manchego o gazpacho, sin más.

Es una comida en toda regla, con su carne de pollo, conejo, caza o magro, depende del lugar y de lo que se tenga en la despensa, con su verdura y su torta de pan partida que se hecha al caldo que habremos hecho con anterioridad.

Pasa a ser un plato o una comida mejor dicho completa a la que no le hace falta un segundo y poco acompañamiento.

Un poco de su historia:
Ya aparece en el Quijote con el nombre de "Galianos", como se le denomina en Castilla.
Galiana quiere decir "cañada" y por las cañadas pasaban los ganados camino de sus pastos de invierno .
También se le llama trincat pero este término casi no se utiliza.

Gazpacho se entiende por desmigado, sea pan o torta ,
Lo típico es comerlo en la forma tradicional, con la torta haciendo de plato y  trozos de ella haciendo de cuchara, de ahí viene el dicho que de los gazpachos se come hasta la cuchara y el plato.
A la torta del gazpacho no se le echa levadura, de esa manera al ser sólo harina, agua y sal y cocerla en una plancha de hierro o sobre las cenizas de la chimenea, admite una mayor absorción de caldo.

Antes no se le echaba azafrán a los gazpachos, sólo el color que le daban las ñoras si habían y el tomate, por ese motivo no tienen tanto color como vereis en otras recetas.
Este esta hecho como antiguamente.




VEAMOS QUE INGREDIENTES LLEVA:  Para ocho personas.
  • 2 pimientos rojos partidos en trozos pequeños.
  • 2 ó 3 pimientos verdes, en este caso italianos, partidos en trozos pequeños.
  • 3 ó 4 tomates maduros, partidos para freír.
  • 2 cebollas grandes partidas en trozos pequeños.
  • 1 cabeza de ajo entera.
  • 2 ñoras enteras, sin partir.
  • 2 ó 3 hojas de laurel. Carmencita.
  • Pebrella, Carmencita.
  • Tomillo, Carmencita.
  • Romero, en este caso de mi maceta.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal
  • Carne de conejo partida en trozos con su hígado.
  • Carne de pollo partida en trozos.

ELABORACIÓN:

Echamos en la sartén las ñoras enteras junto con un chorro de aceite para que se vayan friendo, dándole unas vueltas, en cuanto estén un poco hechas sin quemarse las apartamos en un plato.
Seguidamente incorporamos las verduras cortadas, los dos tipos de pimientos, las cebollas,  (menos el tomate), con el aceite, las hojas de laurel y la cabeza de ajos con un poco de sal.

Apartamos las verduras y echamos en la sartén las carnes, cortadas y saladas .

NOTA: las carnes se pueden partir en trozos pequeños si los queremos encontrar así o en trozos más grandes, para que después de  hervir con el caldo los deshagamos un poco y les quitemos los huesos, es una tarea un poco más pesada, pero en muchas casas no quieren encontrar huesos .




Cuando la carne esté bien sofrita, se le incorporan las especias, el tomillo, el romero y la pebrella.

NOTA: La pebrella es una especia fuerte, id añadiéndola poco a poco, veréis que la admite muy bien, pero antes de que su sabor sea el predominante vamos a dejar que todo coja gusto, se le puede ir añadiendo al final de la cocción, ya con el caldo.

Es hora de añadir el tomate troceado, dejamos que se fría junto con la carne con un poco más de sal y una pizca de azúcar por la acidez que tiene, lo hace mucho más sabroso.






Le incorporamos las verduras que habíamos sofrito anteriormente y dejamos que los sabores se mezclen.











El paso siguiente es echar el agua, , sobre unos tres litros, ha de hervir todo  unas dos horas,

Hay que tener agua caliente para ir añadiendo si vemos que se ha evaporado mucha, no pueden quedar muy secos.
Si queréis que el gazpacho coja más color echarle un poco de colorante CARMENCITA o azafrán.
En mi caso no lo puse, por eso la pasta no queda con tanto color.
Cuando la carne ha hervido en el caldo podemos escoger si la deshuesamos o la dejamos con sus trozos enteros, hay muchas personas que les gusta encontrar solo las mollas de la carne.



La torta en estos paquetes que encontramos en la mayoría de los super viene ya troceada.
Añadiremos una bolsa por cada tres comensales.
Yo puse tres bolsas para este gazpacho.














El gazpacho estará cuando veamos la torta blandita, no dejadla en exceso, tampoco queremos que se deshaga , quedaría horrible.

Se va removiendo con cuidado y dejamos que repose unos minutos.
Si vemos que se nos queda sin caldo, le añadimos un poco más de agua caliente.
Movemos con cuidado .









Este es el resultado final, espero que os guste y si no los habéis probado, hacedlo, os sorprenderá gratamente.

Me encantaría que me contaseis cómo lo hacéis en vuestras casas, pueblos, la cocina varía según la zona y eso es lo bonito de nuestra gastronomía.