PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

sábado, 31 de marzo de 2012

Gelatina Blanca de melón y queso quark




Un postre que pensé para un reto que tenemos un grupo de blogs de Alicante.
La idea surgió de Catalina, había que hacer una receta con un color en concreto, o que predominase ese color y ni más ni menos que se decidió por el blanco.
Yo sí que me quedé en blanco.
Dándole vueltas a la cabeza y viendo lo que tenía por casa, vi el melón con el que hice la gelatina de melón del otro día.
Para la otra usé medio melón, pero todavía me sobraba otra parte, pero es verdecillo, no es blanco, ya tenía el lio formado.

También tenía una terrina de queso quark de la que había usado una parte y decidí juntarlo, sin ver recetas de ningún tipo y no será ni por libros ni por revistas, tengo una habitación pequeña que en su momento iba a ser de plancha y que ahora se ha quedado en biblioteca de cocina y demás cacharros, bueno, que os voy a contar, ¿verdad?.

Recetas con melón no había hecho ninguna hasta el otro día, suelo comerlo en tajadas, el queso quark era de las pocas veces que lo he comprado y la gelatina, ya sabéis, por tener el paquete y no será porque no he tirado a la basura alguno caducado por no usarlo.
Pues así de valiente me puse, a usar la imaginación, a leer el uso de la gelatina en el paquete y a ver que salía, lo que podía pasar es que como muchas veces, salga mal la historia y acabe en la basura o comido por no tirar si de gusto está bueno.
Pero se ve que los astros estaban bien situados, sería mi día o vaya usted a saber, pero el resultado y puedes bajar humilde que subo yo, magnifico, excelente y monísimo y de todo, todo y todo.
Acabé besándome yo misma.
Os comento como lo hice:
  

INGREDIENTES:

  • Medio kilo de melón muy maduro.
  • 350g de azúcar.
  • 5 cucharadas soperas de queso quark.
  • 9 hojas de gelatina.
  • 50ml, de agua templada.































ELABORACIÓN:

Quitarle la piel al melón , partirlo y ponerlo en una olla junto con el azúcar.
Dejarlo macerar una o dos horas.
Al estar maduro y con el azúcar va a soltar mucho líquido, no pasa nada, es lo que queremos.
Lo ponemos a calentar y dejamos que hierva a fuego moderado, que se haga como una mermelada, pero va a quedar bastante líquida.
Separamos del fuego, colándolo y lo dejamos enfriar.
Lo colamos porque queremos que la gelatina quede perfecta, sin ningún tipo de marcas, ni hilos del melón.

Ponemos las hojas de gelatina en agua con hielo unos minutos, hasta que queden muy blanditas y manejables.
Calentamos los 50 ml de agua, sólo la templamos, lo justo para disolver la gelatina en ella.
En la preparación del melón que hemos hecho le añadimos la gelatina disuelta en agua y las cucharadas de quark, removiéndolo todo y dejando que todo ligue bien.

Es hora de poner en los moldes deseados, yo en este caso usé unos vasitos no muy grandes que tengo para agua y con una forma que me gustan.
Si es la primera vez que hacéis gelatina, como es mi caso, es preferible usar moldes pequeños e individuales.

Ahora viene la gran pregunta, y ¿se desmoldará bien?
En los paquetes de gelatina nos indican que el tiempo de espera en el frigorífico es de 4 ó 6 horas, yo os aconsejo unas doce, que quedé bien firme y en el lado más frío de la nevera.

TRUCOS PARA DESMOLDAR LA GELATINA:

He leído  que para desmoldar, unos pincelan el interior de los moldes de mantequilla, o de un aceite con  poco gusto, de girasol por ejemplo, pero también va a depender de si la receta es dulce o salada.
En este caso es dulce y no le puse nada.

Otro truco que he leído es mojar el interior del recipiente y meterlo en el congelador para que haga una capa de hielo y llenarlo luego con nuestra preparación así habrá hecho una capa que separe el recipiente del relleno.

Lo que yo hice fue meterlo antes de desmoldarlo unos 15 minutos en el congelador para que se congelase la parte más próxima al envase, lo pase por un poco de agua caliente, sin mojar la preparación, por supuesto,
y luego dándole unos toques, que saliera el conjunto, que no sale a la primera, también os lo digo.

No paséis un cuchillo afilado si tenéis la tentación ya que no saldrá perfecto , es preferible mojar otra vez con agua caliente y seguir dándole golpecitos, por eso es imprescindible el tiempo de congelado, para que la gelatina no se os deshaga.
Espero que haya quedado claro, no obstante si tenéis alguna duda  me lo comentáis que yo os respondo lo antes posible.



Ya veis, un postres que al paladar resulta suave, con un sabor a melón increíble, sin natas, y con la cantidad de azúcar que cada uno consideremos.
Puede ser también el relleno perfecto para una tarta fría con base de galleta, pero esta será otra receta.


11 comentarios:

  1. Seguro que estaba bueníiisima. Yo alguna vez he comprado el preparado en polvo para gelatina de sabor melón y el de mango también, que me encantan pero sin duda alguna ésta tuya es mucho mejor. Me ha resultado interesante el reto de vuestro grupo, lástima que yo sea de un pelín más hacia bajo, ayhs... Besotes y feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. un postre rico y fresquito ! una delicia para el tiempo en que vamos. un besito.

    ResponderEliminar
  3. Esto tiene que estar muy bueno¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por el resultado, tiene un aspecto fantástico y seguro que está muy bueno.
    Gracias por la receta
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Maria teresa me ha parecido una idea estupenda , que postre tan rico y divertido , que buena imaginacion y que blanquito te ha quedado , cuando hagamos el pic-nic , tienes que invitarnos a un poquito de este postre tan rico FELCIDADES¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Si pensé que era un vaso boca abajo!!!
    ES perfecto!

    ResponderEliminar
  7. Madre mia...como me ha sorprendido este postre,chiquilla que originalidad tambien has tenido,tiene que estar super delicioso,un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  8. Tere que cosa mas rica y fina de postre. Te ha quedado genial. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Pues me parece un postre super original y la mar de sano ;).

    ResponderEliminar
  10. Hola María Teresa:
    Me has hecho una pregunta en el blog, he preferido responderte en el tuyo para que no tengas que estar pendiente de la respuesta.
    Me preguntabas si podías confitar champiñones en lugar de C. cibarius. La verdad, no lo he hecho nunca y sinceramente tampoco veo que sea una seta con propiedades para ellos. Yo lo hago con cibarius porque es una seta muy aromática y afrutada con lo cual el resultado es perfecto. Hay otras que se prestarían a ello, pero con los champi, tengo mis dudas.
    De todas formas si decides probar me gustaría saber el resultado.
    Muchas gracias.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.