martes, 31 de mayo de 2011

Flan de almendra - Agradeciminetos




Pero qué buenos están los flanes ¿Verdad?


¿Y los recuerdos que nos traen?

Cuando estamos haciendo uno de estos postres y empieza a oler la cocina a canela, a corteza de limón y cerramos los ojos, es como si volviésemos a la cocina de nuestras madres.


Este en concreto enriquecido con almendra molida y en la versión de adultos con unas cucharadas del licor que más os guste, de avellanas, de pera, etc...

Ingredientes:

-Medio litro de leche.
-4 huevos grandes.
-4 ó 5 cucharadas soperas de azúcar.
-100g de almendra molida fina Marcona.
-3 cucharadas soperas del licor que nos guste, yo en este caso de pera.
-Canela en rama.
-Piel de limón.
-100g de azúcar para hacer caramelo líquido.


Preparación:

Ponemos la leche a calentar junto con la rama de canela y la corteza de limón.
No dejar que hierva la leche, queremos que se mezclen los sabores sin que se requemen.
Batimos los huevos junto con el azúcar y le añadimos la almendra y el licor.
Cuando la leche haya templado la incorporamos a la mezcla anterior.

Aparte , en un cazó o una sartén, ponemos el azúcar a calentar hasta que se haga caramelo , cuidando no se queme y sobre todo no quemarnos nosotros, es de las peores quemaduras que hay.


Echar ese caramelo en el recipiente que vayamos a hacer el flan y repartirlo por todo el fondo y cuando haya enfriado le echamos también toda la mezcla anterior.

Meter en el horno al baño maría a 180 ª ó 200º sobre media hora o hasta que cuaje, ya sabéis, hasta que metemos un palillo y sale limpio.

Ahora solo queda sacar del horno, dejar templar y meter al frigo hasta que enfríe.

Para desmoldar pasarle un cuchillo afilado por los bordes y darle la vuelta en un plato, como si le diésemos la vuelta a una tortilla.

Ya esta perfecto para adornar y comer.


Agradecer a Silvia de silvia-cooking.blogspot que se haya acordado de mi, en realidad de todos nosotros.
Ya tiene 5000 visitas y está contentísima.

Como todos nosotros cuando empezamos un blog y te vas dando cuenta la cantidad de amigos que conoces. ¿Quién nos lo iba a decir?

Y a Catalina, que se acordó también de mi y me mencionó en su blog:


Muchas gracias a las dos. Son estos pequeños premios y los comentarios lo que hacen que nuestros blogs tengan vida y nos ayuden a seguir.

Antes las recetas se pasaban de madres a hijas, ahora gracias a los blogs no solo compartimos recetas, compartimos vivencias, recuerdos y cariño.

Yo debería repartir este último entre diez, pero soy incapaz de pensar solo en diez, porque seguramente en cinco minutos descubriré otro nuevo que se lo merezca tanto como los demás que ya conozco.

Un abrazo muy fuerte a todos.

martes, 24 de mayo de 2011

Michirones




Si algo hay aquí, son limones, naranjas, alcachofas y como no...habas.
Las habas, las comemos crudas y hechas de mil formas, en tortilla, en guisos y como no, así, guisadas y con unos condimentos básicos.

Tenéis que tener en cuenta que antes se cocinaba con bien poco, dos o tres ingredientes y un buen majado de mortero y... Plato maravilloso, eso sí, con su tiempo de olla.
El haba se encuentra en las tiendas, secas, como los garbanzos, las alubias o las lentejas es por lo tanto una legumbre.

Una manera de conservarlas y tenerlas todo el año, era secándolas y se empleaban las más grandes, menos tiernas que no las querían para comer crudas.
En otras recetas he visto que le ponían magro de cerdo o panceta, en casa no se ponía, se seguía cocinando como cuando no habían "cuartos", palabra que empleaba mi abuela para decir dinero.

Carlos de Mercado de Calbajio, si lo usa, y ha hecho una receta maravillosa, yo os pongo mi versión.
En este caso le ponemos "Blanco" un embutido que se usa aquí y que lleva aparte de las especias tocino de cerdo, ahora ha subido bastante de precio pero antes era muy barato.

Ahora con la olla rápida o la expres, hemos acortado mucho los tiempos de cocción, pero una comida a fuego lento y en olla de barro, eso no hay olla rápida que lo iguale.
Yo de todas maneras estas las he hecho con mi olla de AMC que me regalo mi madre cuando me casé, eso sí, despacito, las dejas en la vitro al 3 y es una maravilla.
Benditas ollas, después de 22 años siguen igual , eso sí, después de tanto estropajo ya un poco ralladas, pero también tengo yo más arrugas.

Os cuento como las he hecho.

Ingredientes:
  • 1/2 kilo de habas secas.
  • Un hueso de jamón serrano y un poco de jamón serrano a trocitos.
  • Chorizo a trozos, la cantidad la que os guste, pero que este sentidito, si encontráis el de cantimpalo, eso ya es una maravilla.
  • Tres o cuatro dientes de ajo con piel.
  • Una ñora o pimentón ( dulce o picante, el que prefiráis).
  • Una cebolla grande picada.
  • Pimienta.
  • 2 hojas de laurel.
  • Medio blanco a trozos (embutido que se usa aquí, Alicante y lleva muchas especias y tocino de cerdo).
  • Tomate triturado.
  • Vino tinto, un vaso grande.
  • 2 patatas limpias con piel.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen.
Preparación:

Las habas hay que ponerlas a remojo, han de triplicar el volumen y según la marca os hará falta una noche a remojo o dos días, si fuese este el ultimo caso hay que cambiarle el agua cada diez horas, mejor leer el embase y hacer como indica la marca.

Se ponen en la olla junto con el vino y el resto cubierto de agua hasta que cubra, seguramente habrá que añadirle más vino y agua.

Se hace un sofrito con la ñora, ya sabéis que se parte en trocitos quitándole la semilla y dorándola rápido y pasándola al mortero, sin dejar que se haga negra, sino amarga, acordaos.
Se pica y se sofríen los ajos y la cebolla picada, incluyéndolos en el mortero y majándolos, todo junto.

Se fríe el tomate y se echa con el aceite de la sartén a la olla.
Si habéis querido poner algo de panceta, sofreírla antes que el tomate, hecha trocitos.

Trocear el chorizo como os guste encontrarlo luego y añadirlo y si tenéis el blanco hacedlo también, el hueso del jamón serrano si hay y si no un trozo de jamón a trocitos.

Añadirle un poco de pimienta y el laurel.

Las patatas lavadas con piel y troceadas, pero se van a incorporar cuando falte media hora, que se hagan, para que le dé cuerpo al guiso y no se deshagan.

No se os olvide ir viendo la olla y darle algunas vueltas, el caldo irá cogiendo cuerpo y más cuando se le añade las patatas.
Si es necesario y veis que se quedan sin salsa, añadirle más agua y un poco de vino, el haba absorbe mucho líquido, sino quedarán duras y seria una pena.

Como veis es una comida de invierno, un poco pesada, por eso como tapa es excelente, en poca cantidad y para el frió.

La piel del haba normalmente se nota, no es como otra legumbre, está es muy dura y muchas veces quieres dejarla tierna y acabas deshaciendo la legumbre, llevar cuidado con eso.

sábado, 21 de mayo de 2011

Tortilla de patatas, paso a paso





Hacer una tortilla de patatas no es complicado, para quien no sepa hacerla todavía la mejor manera de enseñaros es con un paso a paso.
Muchos preferimos la tortilla de patatas con cebolla, en ese caso no hay más que añadirla.

Hay que decir que lo primordial para algo tan sencillo es la calidad de las patatas.
Que no sean viejas, y lo mejor es coger la variedad de la zona, así sabremos que no han estado en cámara mucho tiempo, que son de la temporada, y así el éxito está asegurado.
Vamos a por la tortilla.

INGREDIENTES:


  • Tres o cuatro patatas de buena calidad.
  • Dos cebollas cortadas en juliana o picada como más os guste.
  • Cinco o seis huevos.
  • Aceite de oliva  virgén extra.
  • Sal



  • ELABORACIÓN:





    Se fríen las cebollas cortadas con un poco de aceite de oliva , a fuego bajo para que no se queme.
    Como en la foto.




    Cortamos las patatas en rodajas finas  y salamos.
    En otra sartén freímos las patatas con aceite.
    Las frío a fuego medio, despacio , tapando la sartén con una tapadera, de esta manera el vapor que sueltan las cuece también dejandolas blandas y perfectas.
    Una vez fritas se apartan escurridas del aceite.



    Se baten los huevos con un poco de sal.




    En el huevo batido se echan las patatas y la cebolla.
    Se prueba para comprobar que está bien de sal.

    Calentamos una sarten que tenga bien el teflon para que no se nos pegue , dos cucharadas de aceite.
    Echamos a la sarten el huevo batido con las patatas y la cebolla a fuego intermedio para que no se queme por fuera y quede cruda por dentro.
    Yo uso una paleta de silicona para no rayar la sarten.





    Cuando este hecha por un lado , le damos la vuelta ayudandonos  de una tapadera o un plato.
    Dejamos que se haga por el otro lado dándole forma con la espátula





    Un truco es dorarla por fuera, por ambos lados y si veis que queda poco hecha por dentro, acabarla en el microondas.

    Espero que con las fotos os sea fácil prepararla, si tenéis alguna duda no dudéis en decidlo.

    La actualización de esta receta es de Agosto de 2013.
    La hice renovando fotos para mi familia de Francia, y esta es su tortilla:
    Le ha quedado  genial a mi querida FRANCE, va a ser una gran cocinera.



    Que bien le ha salido .

    Un beso muy grande y uno muy especial para Ethan.

    lunes, 16 de mayo de 2011

    Escalibada







    Tenia muchas ganas de que llegase el buen tiempo y comer este asado de verduras.
    En casa ,era raro que faltase en la nevera en cuanto empezaba el calor. Ya os he comentado otras veces que eramos muchos de familia, y para acompañar cualquier carne , pescado o huevos era perfecto.
    Con el, las cenas las teníamos resueltas en un momento, y la cantidad mínima que se hacían eran las bandejas que habéis visto en las fotos.

    No hay nada frito, todo al horno y el aceite en crudo, con un poco de ajo y el bacalao desalado, pero no del todo .

    Hecho de esta manera resulta perfecto también para los que seguimos dietas.

    No es un pisto, puesto que no hay nada frito, es más una escalibada, aunque en otros lugares se le añade cebolla, o calabacín, cada uno ya hace la variación según el gusto de cada casa.
    En la mía la hacíamos como os voy a indicar ahora.

    Os recomiendo no hacer poco, aguanta en la parte más fría de la nevera varios días y si tenéis invitados hecho del día anterior queda muchisimo mejor.



    Ingredientes:
    • Tres o cuatro berenjenas, las prefiero rayadas.
    • Dos kilos de tomates maduros, no son muchos , luego se quedan en nada.
    • Cuatro o cinco pimientos rojos medianos.
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Bacalao, suelo comprarlo en el lidl, el envase que veis en la foto, tiene unas migas muy grandes y no sale caro
    • Tres o cuatro dientes de ajo picados.
    Preparación:

    Lavar las verduras, quitarle a los tomates el rabito y a las berenjenas. Los pimientos dejarlo con el , si no se vacían de jugo antes de tiempo.

    Ponerlas en el horno a 200 grados y dejar que se hagan, pero sin dejar que se pasen, cuando las toquéis y las veáis blanditas ya están.

    Sacarlas , ponerlas aún calientes en un bol y taparlas con papel de aluminio , que suden y así se les quitará mejor la piel.

    Mientras están en el horno, poner medio vaso de aceite en otro bol, añadir el ajo picado y el bacalao casi desalado y hecho migas en bol.

    Dejarlo todo que macere sobre una hora, si es más no pasa nada , pero al hacerlo , el aceite coge todo el gusto del bacalao y el ajo y luego se mezclarán mejor por las verduras, y el resultado final es mucho mejor.

    Una vez asadas y que hayan sudado, se les quita la piel y se trocean.
    Se mezclan y se le añade la mezcla del bol.
    Cuando hayan pasado dos horas lo probáis por si el bacalao estaba demasiado desalado y hay que añadirle un poco más de sal.

    Lo único que queda es ponerlo en la nevera para que enfrié y ya esta listo para comer.
    Si veis que cuando lo sacáis de la nevera, el aceite se ha solidificado, no pasa nada, con cinco minutos a temperatura ambiente queda perfecto .

    Truco: El jugo que ha sobrado de los tomates, guardarlo en la nevera, con gelatina y otros ingredientes haremos algo diferente.

    Truco: No os preocupeis si os habéis pasado un poco con el aceite, es ideal para hacer pescado a la plancha, tiene todo el gusto de las verduras.

    viernes, 6 de mayo de 2011

    Redondo de ternera mechado



    Esta carne la hemos hecho en casa para Navidad muchos años o cuando teníamos invitados pudiéndose dejar hecha el día anterior.
    Gustaba a todos y salía muy jugosa al llevar el tocino  y el jamón serrano mecbado.


    Foto de 25 de Diciembre de 2015























    Como vais a ver son pocos ingredientes, pero los suficientes para que os sorprenda el resultado.
    Como está hecha con poca harina es apta para dietas, lo único que no hay que comer es el tocino, pero no importa, ya ha dejado todo el gusto en la carne.
    Otro paso importante es que maceren todos los ingredientes en el bol, por lo menos 2 horas, que la carne coja el gusto de todos ellos.

    Ingredientes:

    • Un redondo de ternera, sobre 1 kilo, ya limpio de la tela blanca que lo recubre a ser posible.
    • Cuatro cucharadas soperas  de perejil picado.
    • 6 ó 7 dientes de ajo (4 para picar y el resto para freír con la carne en la sartén).
    • Una loncha gruesa de jamón serrano para hacer tacos o tiras.
    • Una loncha de tocino o del mismo tocino del jamón serrano( este último mucho mejor)
    • Medio vaso de coñac ( siempre tengo una botella en la cocina de coñac barato, por ejemplo del lidl).
    • Sal y pimienta.
    • Aceite de oliva virgen.
    • Un poco de harina para enharinar la carne.

    Preparación:

    Pedir al carnicero  que os quite la telilla blanca que lleva la carne.
    Picar el perejil y 3  dientes de ajo.
    Ponerlo en el bol junto con el coñac, sal, pimienta, el jamón serrano y el tocino (como en la foto, en tiras o partido en trocitos pequeños.
    Tapamos con papel film y dejamos macerar en la nevera varias horas o por lo menos una.

    Nota:

    Os he puesto una foto de un mechador: es un utensilio que sirve para introducir el relleno que queramos dentro de la carne, hay que hacerlo todo tiras del mismo tamaño que el hueco que tiene, meterlo dentro de la carne y empujar hasta que está todo dentro.

    Normalmente no lo uso, suelo coger el cuchillo que veis en otra foto , que es muy fino y le hago a la carne dos cortes en cruz, en tres sitios distintos para que quede bien rellena y que salga lo más jugosa posible.
    Introducir con la ayuda de los dedos todo el relleno que quepa  aprentando hacia dentro, hasta llenarlo.

    Luego ponemos en una sartén un poco de aceite, freímos el resto de los ajos y un poco más de tocino en dos trozos, así se mezclaran las dos grasas y en ella freímos por todos los lados la carne que habremos pasado por un poco de harina.

    Se pone la carne frita, el aceite de la sartén los ajos y el tocino en la olla exprés y se cubre pero no del todo de agua, no poner más sal ni más harina, aunque os parezca poca es mejor así, ya que con la olla expres hay que llevar cuidado no se nos pegue.
    También podemos decidir hacerlo en olla tradicional y dejarla a fuego fuerte durante 10 minutos y luego a bajarlo a fuego bajo durante media hora.o incluso más, depende del grosor del carne, del redondo.
    Os aconsejo que lo cubráis hasta la mitad con agua, siempre es mejor añadir que pasarnos ya que si luego hay que quitar caldo ya se ha llevado la mayor parte del gusto que luego tendrá la comida.

    Para olla expres:
    Ponerlo a cocer 15 minutos, apartarla y darle la vuelta a la carne, en este momento probarlo de sal y si hace falta añadir un poco más y otra vez  10 ó 15 minutos, si veis que falta un poco de agua es el momento de ponerle un poco más.

    Cuando está hecho sacar la carne y dejarla enfriar un poco antes de cortarla.
    Colamos la salsa para quitar los ajos y tocino.
    Si partimos la carne cuando esta muy caliente se escaparan todos los jugos, por eso es mejor dejarla enfriar.


     Foto Diciembre de 2015

    Una vez que la tengáis partida es el momento de ver como está la salsita, y si os gusta más espesa diluir un poco de harina o espesante en una tacita con caldo e incorporarlo al resto, remover y dejar que espese.


    Foto Diciembre de 2015

    Consejo:

    Si diluís la harina directamente en todo el caldo lo único que conseguiréis es formar grumos que resultarán luego muy molestos e imposibles de quitar, es mejor hacerlo aparte en una tacita y luego mezclarlo.

    Meter otra vez la carne en la olla y que se caliente un poquito otra vez con la salsita.
    La tenéis preparada para comer cuando queráis .

         Foto Diciembre 2015



    Arroz blanco:

    Ingredientes:
    • Arroz bomba, vaporizado, largo, el que escojamos.
    • 2 ó 3 ajitos partidos por la mitad.
    • Un poco de aceite de oliva virgen, una o dos cucharadas soperas, depende de la cantidad de arroz.
    • Sal.
    • Agua, depende del tipo de arroz tendremos que poner el agua exacta que indica el fabricante., Si es arroz bomba por una parte de agua dos y media de arroz, si es redondo normal dos partes de agua, pero mejor mirad en el envase.
    Preparación:

    Es muy importante la olla y la tapadera que usemos para hacer un arroz blanco .
    Si queremos que el grano quede en su punto pero suelto, poner una olla de fondo grueso, y que la tapadera cierre bien.
    Freímos en la olla los ajitos y cuando estén dorados ponemos el arroz a que se fría con el aceite y un poco de sal.



    Y aquí viene el truco:

    Dejar que se dore demasiado una parte inferior del arroz,( la que está pegada a la olla), cuando veáis que una tercera parte esta más dorada de lo normal darle unas vueltas a todo y que se mezcle, añadir el agua, suele ser un poco más del doble, pero no mucho y a fuego fuerte dejar que se consuma.
    En ese momento apartar la olla del fuego para que no se queme el arroz con el calor residual, si tenéis vitrocerámica y cerrar bien con la tapadera.
    A los 20 minutos con su propio vapor está perfecto.

    En la foto os muestro el momento en que se ha consumido toda el agua y tapo la olla.
    Para el emplatado, cogéis una taza o el molde que queráis para el emplatado, lo llenáis de arroz, quitando los ajos, lo apretáis y lo volcáis en el plato que vayáis a servir.
    No hace falta poner aceite en el molde, sale perfectamente por si solo.

    Consejo:

    Este arroz se guarda en un tupper y con el se pueden hacer ensaladas o mezclarlo con cualquier sofrito de verduras.

    miércoles, 4 de mayo de 2011

    Bizcocho de calabaza





    Hace muchísimo tiempo que quería hacer este bizcocho.
    He visto muchas recetas, unas más complicadas que otras. Al final me he decidido a hacerlo de la manera más sencilla posible.

    Tanto la cocina de las Pacas como el blog Recetas y Vinos tienen una receta de este bizcocho muy fácil, con los mismos ingredientes pero cantidades distintas.

    Yo he hecho una mezcla de ambas, no tenia tanta calabaza y añadí un poco más de azúcar, en este caso me apetecía más dulzón, aunque no os creáis que está empalagoso.
    Os pongo la receta.

    Ingredientes:
    • 300gr de calabaza hecha al horno o al microondas.
    • 175gr de azúcar.
    • 150gr de harina de repostería.
    • 100gr de harina de maíz.
    • 2 huevos.
    • 90 gr de aceite de girasol.
    • 1/2 sobre de levadura.
    • 2 sobres de gaseosa blanca y otros dos azules.
    • Azúcar glas para espolvorear.
    Preparación:

    Lo primero, tenía media calabaza pequeña y la hice al horno, hasta que vi que se había cocido.
    La hice con piel, una vez hecha la puse del revés para que escurriese todo el líquido que tuviese en el mismo plato y la deje todo el día, tenía otras cosas que hacer y me ahorre el trabajo de apretarla contra un escurridor.

    Poner en un bol los dos huevos y batirlos hasta que doblen el volumen, añadir el azúcar y seguir batiendo, hasta que la mezcla quede blanquecina.
    En este momento he puesto la calabaza, sin triturar ni nada, la he mezclado con las varillas de amasar.
    En el blog de la cocina de las Pacas lo hacen con la thermomix, supongo que queda más triturado y les habrá subido más, yo sólo lo he mezclado, pero aún así queda completamente incorporado a la masa.

    Echar el aceite y a continuación las harinas, la levadura y los sobres de gaseosa.
    Poner en el molde que prefiramos y hornear a 170º ó 180º.
    Ellas lo ponen sobre una hora, no sé si será por el horno pero el mío estaba hecho a la media hora.

    El resultado, un bizcocho esponjoso, muy esponjoso y algo húmedo como es normal, o eso creo yo.
    Al final bajo un poquito, pero seguía con una apariencia maravillosa como veis en la foto y un gusto extraordinario.
    Esta mal que yo misma me adule pero cuando algo sale bien, hay que decirlo.

    martes, 3 de mayo de 2011

    Pollo frito con tomate









    ¿A quién no le gusta el pollo con tomate?
    Uno de los platos más socorridos y baratos que hay.
    En casa lo solía hacer mi abuela para comer en el campo en Semana Santa, junto con tortillas, empanadillas y muchas más cosas.
    Ya os conté que mis padres hacían esas comidas-meriendas-cenas que se hacían antes, acompañados de sus amigos e hijos, en el campo o en la casa de turno que tocaba.

    Mi hija me está escaneando fotos antiguas y creo que en breve os pondré algunas para que conozcáis la que era mi casa, mi familia y si yo salgo en alguna medio bien, ejem, cosa que no creo, también os la pondré, por ahora nuestro pobre perrillo queda de locura con su gorro rojo.

    Ya sé que es una receta muy simple y que el paso a paso no era del todo necesario, pero para mi hija y sus amigas que todavía no se aclaran mucho en la cocina les vendrá muy bien, ojala lo hubiéremos tenido nosotras ¿Verdad?
    Vamos a hacerlo.

    Ingredientes:
    • Un pollo entero troceado o cuatro muslos y contramuslos troceados.
    • 3 cebollas cortadas en trozos grandes.
    • Un pimiento rojo y uno verde grande.
    • 4 ó 5 ajos partidos por la mitad con piel.
    • Tomate natural triturado.
    • Aceite de oliva virgen extra.
    • Sal y pimienta.
    Forma de hacerlo:

    La cebolla y el pimiento se parten en trozos grandes, media cebolla por ejemplo en 6 trozos.

    Poner en la sartén aceite de oliva y sofreírlos ligeramente con sal y pimienta.
    Me gusta que queden al dente, me encanta cuando la cebolla queda crujiente al comerla.

    Sacarlos de la sartén y poner el pollo, salarlo y freírlo bien, que quede dorado y bien hecho por dentro.

    Al principio a fuego fuerte hasta que esté bien frito, luego bajar el fuego para que no se requeme, que quede jugoso pero muy bien hecho, a nadie le gusta el pollo crudo por dentro.
    Sacarlo también y freír el tomate con sal y azúcar para quitar la acidez del tomate.

    En casa juntábamos entonces todos los ingredientes para quedasen todos los sabores mezclados, pero a fuego flojo, no queremos que nada se sofría más y que la verdura aguante la textura que le habíamos dado.

    En la primera foto os enseño el plato sin mezclar, a veces lo dejábamos así si había alguien al que no le gustase algún ingrediente.

    El tomate frito lo presento en un bote pequeño de maiz dulce que compre, lo limpie y lo guardé para alguna presentación, como está.

    Truco:

    Con el aceite que sobra de freírlo todo lo separo y en el sofrío acelgas o espinacas, tiene todo el sabor de lo anterior y quedan con un gusto maravilloso, no le hace falta así ninguna pastilla de caldo ni otros aditivos.