martes, 24 de mayo de 2011

Michirones




Si algo hay aquí, son limones, naranjas, alcachofas y como no...habas.
Las habas, las comemos crudas y hechas de mil formas, en tortilla, en guisos y como no, así, guisadas y con unos condimentos básicos.

Tenéis que tener en cuenta que antes se cocinaba con bien poco, dos o tres ingredientes y un buen majado de mortero y... Plato maravilloso, eso sí, con su tiempo de olla.
El haba se encuentra en las tiendas, secas, como los garbanzos, las alubias o las lentejas es por lo tanto una legumbre.

Una manera de conservarlas y tenerlas todo el año, era secándolas y se empleaban las más grandes, menos tiernas que no las querían para comer crudas.
En otras recetas he visto que le ponían magro de cerdo o panceta, en casa no se ponía, se seguía cocinando como cuando no habían "cuartos", palabra que empleaba mi abuela para decir dinero.

Carlos de Mercado de Calbajio, si lo usa, y ha hecho una receta maravillosa, yo os pongo mi versión.
En este caso le ponemos "Blanco" un embutido que se usa aquí y que lleva aparte de las especias tocino de cerdo, ahora ha subido bastante de precio pero antes era muy barato.

Ahora con la olla rápida o la expres, hemos acortado mucho los tiempos de cocción, pero una comida a fuego lento y en olla de barro, eso no hay olla rápida que lo iguale.
Yo de todas maneras estas las he hecho con mi olla de AMC que me regalo mi madre cuando me casé, eso sí, despacito, las dejas en la vitro al 3 y es una maravilla.
Benditas ollas, después de 22 años siguen igual , eso sí, después de tanto estropajo ya un poco ralladas, pero también tengo yo más arrugas.

Os cuento como las he hecho.

Ingredientes:
  • 1/2 kilo de habas secas.
  • Un hueso de jamón serrano y un poco de jamón serrano a trocitos.
  • Chorizo a trozos, la cantidad la que os guste, pero que este sentidito, si encontráis el de cantimpalo, eso ya es una maravilla.
  • Tres o cuatro dientes de ajo con piel.
  • Una ñora o pimentón ( dulce o picante, el que prefiráis).
  • Una cebolla grande picada.
  • Pimienta.
  • 2 hojas de laurel.
  • Medio blanco a trozos (embutido que se usa aquí, Alicante y lleva muchas especias y tocino de cerdo).
  • Tomate triturado.
  • Vino tinto, un vaso grande.
  • 2 patatas limpias con piel.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen.
Preparación:

Las habas hay que ponerlas a remojo, han de triplicar el volumen y según la marca os hará falta una noche a remojo o dos días, si fuese este el ultimo caso hay que cambiarle el agua cada diez horas, mejor leer el embase y hacer como indica la marca.

Se ponen en la olla junto con el vino y el resto cubierto de agua hasta que cubra, seguramente habrá que añadirle más vino y agua.

Se hace un sofrito con la ñora, ya sabéis que se parte en trocitos quitándole la semilla y dorándola rápido y pasándola al mortero, sin dejar que se haga negra, sino amarga, acordaos.
Se pica y se sofríen los ajos y la cebolla picada, incluyéndolos en el mortero y majándolos, todo junto.

Se fríe el tomate y se echa con el aceite de la sartén a la olla.
Si habéis querido poner algo de panceta, sofreírla antes que el tomate, hecha trocitos.

Trocear el chorizo como os guste encontrarlo luego y añadirlo y si tenéis el blanco hacedlo también, el hueso del jamón serrano si hay y si no un trozo de jamón a trocitos.

Añadirle un poco de pimienta y el laurel.

Las patatas lavadas con piel y troceadas, pero se van a incorporar cuando falte media hora, que se hagan, para que le dé cuerpo al guiso y no se deshagan.

No se os olvide ir viendo la olla y darle algunas vueltas, el caldo irá cogiendo cuerpo y más cuando se le añade las patatas.
Si es necesario y veis que se quedan sin salsa, añadirle más agua y un poco de vino, el haba absorbe mucho líquido, sino quedarán duras y seria una pena.

Como veis es una comida de invierno, un poco pesada, por eso como tapa es excelente, en poca cantidad y para el frió.

La piel del haba normalmente se nota, no es como otra legumbre, está es muy dura y muchas veces quieres dejarla tierna y acabas deshaciendo la legumbre, llevar cuidado con eso.

9 comentarios:

  1. y yo que no las he cocinado nunca, y sé que me van a gustar muchísimo. Tengo que hacerlas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. me encantan los michirones, me pongo morada, y después me estoy acordando de ellos toda la noche por la panzá a comer jajaja. pero me chiflan!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo nunca he cocinado las habas secas, aqui en Granada se comen mucho tambien, esta receta tiene una pinta genial, algun dia me animare y la hare, besos

    ResponderEliminar
  4. mi madre las hace igual!!..que recuerdos...
    me acuerdo que teniamos una pequeña tienda de ultramarinos y las vendia ya guisaditas..
    que exito....
    ella le ponia hierbabuena..)herbasana)..
    esta tuyas me las ha recordado..
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Se ve muy apetitoso aunque nunca he comido las habas secas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Chelo , prueblas, ya veras como te gustan, si las compras en tienda que las vendan por kilos creo que tendran la piel menos dura.
    Patri, eso es la cocina al fin y al cabo, muchos recuerdos .
    Animaos, ya vereis que resultado más bueno.
    Muchas gracias a todos por los comentarios

    ResponderEliminar
  7. pero que delicia!!, tengo que probar esta receta, se ve fenomenal Ma. Teresa...gracias por compartirla, en Madrid puedo conseguir esta habas granndes verdad?

    ResponderEliminar
  8. Teresa, aunque no nos conecemos mucho espero seguir en tu blog mucho tiempo, tienes que recoger un regalito en mi blog, gracias y besos

    ResponderEliminar
  9. me encnta tu blog y las habas!!! mmm....

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.